Logo Bolsamania

Noticias

27/04/2021 22:03:19

Wall Street ignora el levantamiento de las restricciones y termina con signo mixto

Wall Street ha cerrado el martes con signo mixto tras los máximos históricos marcados anoche por ambos en precios de cierre. Los inversores han descontado este martes los resultados de Tesla, aguardan los de Microsoft y Alphabet y centran su atención en los mensajes que lanzará el miércoles la Reserva Federal (Fed).


Los principales índices neoyorkinos no han reaccionado con grandes movimientos a las buenas noticias procedentes de los CDC. Los organismos han dado a conocer que se van a relajar las restricciones.

El departamento de Salud ha anunciado este martes que permitirá estar al aire libre sin mascarilla a las personas vacunadas. Además, quienes no lo estén también pueden dejar de usarlas en algunos casos.

En la escena empresarial, Tesla publicó sus cifras, anoche, tras el cierre del mercado. El fabricante de coches eléctricos ha caído un 4,5% pese a superar previsiones, al no anticipar una cifra concreta de entregas esperadas para los próximos trimestres, algo que no ha gustado a los expertos.

Microsoft y Alphabet (matriz de Google) publicarán este martes, mientras el miércoles será el turno de Facebook y Apple; y el jueves presentará Amazon. Todas estas compañías publicarán sólidos resultados (tras el cierre de cada sesión), aunque la clave estará en sus previsiones para los próximos trimestres y en la valoración que realicen los expertos.

Otras dos que ya han publicado este martes son Hasbro, que se ha apuntado un beneficio de 116,2 millones en el primer trimestre, y General Electric, que ha ganado más pero ingresado menos de lo esperado.

A nivel monetario, especial importancia para la reunión de la Reserva Federal (Fed). Algunos medios financieros han comenzado a filtrar que el banco central americano comenzará a reducir sus compras de activos en el cuarto trimestre, una vez se afiance la recuperación económica.

Sin embargo, los analistas prevén que Jerome Powell no mencione esta posibilidad y reitere que los objetivos de inflación y pleno empleo siguen estando muy lejos, lo que justifica la política ultra acomodaticia del organismo.

En la agenda económica, este jueves, se conocerán las principales referencias de la semana. A los datos semanales de paro se unirán la primera estimación del PIB del primer trimestre (se espera un crecimiento del 6,3%) y el índice PCE, que mide la evolución del gasto de los consumidores y es la medida favorita de inflación de la Fed (se espera un repunte hasta el 2,3%).

Habrá que ver cuál es la reacción del mercado a este indicador, que puede afectar sobre todo a la rentabilidad de la deuda pública, en un momento de gran crecimiento económico. Tras conocer muy buenos datos de actividad en el sector servicios y manufacturero, Chris Williamson, director de IHS Markit, comentó que "la economía de EEUU está disfrutando de un fuerte comienzo en el segundo trimestre".

Además, está funcionando "con todos los cilindros, a medida que se aflojan las restricciones por el coronavirus, ya que un impresionante despliegue de vacunas, unas previsiones más brillantes y las medidas de estímulo han ayudado a impulsar la demanda".

Williamson destacó que "el sector de servicios está creciendo al ritmo más rápido registrado en casi 12 años de historia de encuestas, y los fabricantes informaron de una de las expansiones más fuertes observadas en los últimos siete años". No obstante, también señaló que hay tensiones sobre los precios de producción, que pueden afectar a la inflación. Y este es el principal temor del mercado actualmente.

Por análisis técnico, tanto el S&P 500 como el Nasdaq se encuentran en subida libre, la mejor situación técnica para cualquier subyacente. El selectivo tecnológico, tras la rotación de los inversores hacia acciones cíclicas en el primer trimestre, vuelve a liderar las preferencias de muchos inversores.

En otros mercados, el petróleo West Texas sube un 0,7%, hasta 62,37 dólares, mientras el euro se deprecia un 0,2% y se cambia a 1,2060 dólares. Además, la rentabilidad del bono americano a 10 años sube ligeramente hasta el 1,58% y la onza de oro cae un 0,05%, hasta 1.780 dólares. Por último, el bitcoin sube un 1%, hasta 54.500 dólares.