Logo Bolsamania

Noticias

15/09/2022 06:00:00

"Los mercados alcistas necesitan liquidez y beneficios... y no hay ni lo uno ni lo otro"

Día tras día van llegando informes que expresan las dudas de los analistas respecto a la situación de la renta variable. Si este miércoles Julius Baer aconsejaba "un posicionamiento defensivo" en las bolsas ante la previsión de una rebaja de los beneficios empresariales para 2023, este jueves es Berenberg quien recomienda "protegerse frente a choques" también ante las dudas sobre los resultados de las compañías y porque el mercado actual no cuenta con el respaldo de los bancos centrales.


Los beneficios empresariales fueron el factor más importantes en el mercado alcista de 2003-2007 y la liquidez, a través de la expansión cuantitativa de los bancos centrales, fue más relevante en los mercados alcistas posteriores a la crisis financiera y a la pandemia del Covid-19.

"Los mercados alcistas de renta variable necesitan el apoyo de los beneficios o de la liquidez (de los bancos centrales), o preferiblemente de ambos", afirman estos analistas. "El necesario paso del testigo de la liquidez a los beneficios para prolongar el mercado alcista post-Covid ha fracasado; en este momento no hay ni liquidez ni apoyo de los beneficios, y el endurecimiento monetario y las rebajas de los beneficios sugieren que los vientos en contra continuarán en los próximos meses", reconocen tajantes.

Berenberg tiene claro que los riesgos siguen superando a las oportunidades e identifica "claros riesgos a la baja" para las bolsas. Aunque reconoce que hay "señales" que ofrecen cierto apoyo a los alcistas -como el hecho de que el sentimiento de los inversores sea muy débil o que las acciones británicas y alemanas hayan caído hasta situarse por debajo de las 10 veces en los PER a 12 meses-, tiene claro que los vientos en contra son mayores, con esa combinación de falta de liquidez, márgenes más bajos, rebajas de beneficios y ampliación de riesgos geopolíticos.

"El mundo se ha vuelto mucho más complejo para los inversores en los últimos 2-3 años. La dinámica macro, incluidas la política y la geopolítica, se ha convertido en una parte mucho más importante y extendida del debate sobre la inversión; los inversores necesitan muchos ojos y muchos oídos", asumen estos analistas.

En este sentido, enumeran una gran cantidad de riesgos, como la profundización del conflicto entre Rusia y Ucrania, nuevos focos geopolíticos, un frío invierno en Europa, escasez de alimentos, malestar social, nuevas crisis sanitarias, un aumento de la brecha entre las personas y entre las naciones, las próximas elecciones (Brasil, Italia, Estados Unidos)... "La recesión es probable en las economías occidentales, pero no está totalmente descontada en los precios de las acciones", afirman desde Berenberg.

¿QÚE HACER?

Ante este escenario, aconsejan cubrirse frente a la inflación, sobreponderar Reino Unido, los valores financieros y los defensivos. La renta variable británica, en su opinión, parece barata en relación con otras regiones y también sigue ofreciendo una cobertura contra la estanflación relativamente atractiva debido a la fuerte ponderación del índice en energía y productos defensivos.

"Nuestros modelos de asignación sectorial siguen considerando a los valores financieros y defensivos como los más atractivos", concluyen.