Logo Bolsamania

Noticias

26/04/2021 12:59:53

La lira turca, en mínimos ante el euro tras reconocer Biden el "genocidio" armenio

Sufrimiento para la lira turca este lunes, cuando la moneda otomana ha ampliado su reciente declive y se acerca a su mínimo histórico de inicios de noviembre de 2020 frente al dólar, mientras ya ha marcado su peor precio contra el euro. La caída des de más de un 1% en el arranque de la última semana de abril, caída que se suma a la tendencia bajista de fondo de la moneda desde la destitución y reemplazo del presidente de su banco central. La causa de la nueva oleada de ventas hay que buscarla en el frente político, en la escalada de tensiones con EEUU y en la acción del nuevo gobernador del banco central, que ha señalado que una subida de tipos perjudicaría a la economía.


La divisa, una de las de peor rendimiento en los mercados emergentes este año, tocó los 8,425 frente al dólar, acercándose a su mínimo histórico en 2021 y a su récord de 8,58 alcanzado a principios de noviembre. Ante el euro, se cambia de manos en 10,150.

"La negatividad del mercado es intensa. (El) riesgo de un episodio de sobreventa es desgraciadamente elevado", dijo Robin Brooks, economista jefe del Instituto de Finanzas Internacionales.

La lira se ha desplomado un 3,5% en las tres últimas jornadas bursátiles al conocerse que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reconocerá oficialmente como genocidio las masacres de armenios en el Imperio Otomano en 1915.

Turquía, aliada de la OTAN, criticó duramente la decisión de la Casa Blanca, anunciada el sábado, y dijo que socavaba la confianza y la amistad.

Los activos turcos son especialmente sensibles a las tensiones en las relaciones con Washington, dadas las consecuencias pasadas de las sanciones y amenazas económicas de Estados Unidos, incluyendo un enfrentamiento en 2018 con el entonces presidente Donald Trump que provocó una crisis de la lira y una recesión.

El portavoz y asesor del presidente Tayyip Erdogan, Ibrahim Kalin, dijo a Reuters que Washington debería actuar con responsabilidad, ya que a nadie le interesa "socavar artificialmente las relaciones en curso por agendas políticas estrechas."

"Todo lo que llevemos a cabo con Estados Unidos estará bajo el hechizo de esta declaración tan desafortunada", dijo en una entrevista el domingo.

Para aumentar el nerviosismo de los inversores, el gobernador del Banco Central, Sahap Kavcioglu, nombrado hace un mes, declaró a última hora del viernes que, aunque mantendría una política monetaria restrictiva por el momento, cualquier subida de tipos enviaría un mensaje negativo para la economía real. "¿Quién está contento con unos tipos de interés altos?", dijo en su primera entrevista televisada como jefe del banco.