Logo Bolsamania

Noticias

07/06/2021 08:47:36

Es "poco probable" que el impuesto del 15% a las multinacionales "suponga una gran diferencia"

Los ministros de Finanzas del G7, que agrupa a Canadá, Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido han alcanzado este sábado un "histórico" acuerdo para fijar las bases de la nueva fiscalidad internacional mediante la instauración de un impuesto mínimo universal del 15% para las grandes corporaciones.


La realidad es que, a pesar de toda la hipérbole, "los ministros acordaron una declaración imprecisa en la que se comprometían a discutir las minucias de un acuerdo el mes que viene", comenta Michael Hewson, jefe de análisis de CMC Markets. Además, con la propuesta de un nuevo tipo impositivo mínimo global del 15%, "es poco probable que cualquier acuerdo suponga una gran diferencia, dado que Irlanda es la única economía de Europa a la que afectará esta declaración de intenciones, con los tipos actuales", señala.

En cambio, para Naeem Aslam, jefe de análisis de Avatrade, "si se convierte en ley, será un avance significativo en la fiscalidad mundial".

El ministro de Finanzas británico, Rishi Sunak, confirmó el pacto logrado por los ministros, reunidos en Londres y ha explicó que busca construir un campo de juego equilibrado para las empresas globales. "Tras años de debate, los ministros de Finanzas del G7 han alcanzado un acuerdo histórico para la reforma del sistema fiscal global para que se ajuste a la era digital global", destacó Sunak, según recoge la cadena británica BBC.

Empresas globales como Amazon, Google o Facebook serán las más afectadas, ya que ahora legalmente pueden tributar en un país con condiciones fiscales ventajosas el negocio que generan en otros países. Con este cambio, los países ricos buscan evitar una "carrera a la baja" en las políticas fiscales.

Además, esta norma pretende que las empresas paguen en los países en los que venden sus productos y servicios y no en donde declaren sus beneficios.

REACCIONES

La iniciativa es "para ajustarse a la era digital global, pero sobre todo para garantizar que las empresas adecuadas paguen los impuestos adecuados en los lugares adecuados y ese es un premio enorme para los contribuyentes británicos", ha destacado Sunak, que ha calificado el cambio de "sísmico".

Además, Sunak ha destacado que hay un compromiso para que la entrega de información climática sea obligatoria que incluye "medidas para acometer los procedimientos para los crímenes medioambientales". La secretaria del Tesoro de Estados Unidos ha destacado por su parte que "esta tasa mínima global pone fin a la carrera a la baja del impuesto de sociedades y garantiza justicia para la clase media y los trabajadores de Estados Unidos y de todo el mundo".

Mientras, el ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, se ha felicitado por el acuerdo, una "revolución fiscal" que podría servir de base para lograr "un acuerdo de mayor alcance" entre los países integrantes del G20.

"Los siete países industrializados más importantes apoyaron el concepto de imposición mínima para las empresas", ha destacado Scholz en declaraciones a la agencia de noticias DPA. "Es una muy buena noticia para la justicia fiscal y la solidaridad, y una mala noticia para los paraísos fiscales de todo el mundo", ha remachado.

El comisario de Economía de la UE, Paolo Gentiloni, ha valorado también el "gran paso (...) hacia un acuerdo global sin precedentes para una reforma fiscal" y ha asegurado que la UE "contribuirá activamente para que ocurra" en Venecia, donde tienen previsto reunirse en julio los ministros de Finanzas y directores de bancos centrales del G20.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha dado la "bienvenida" a esta "noticia positiva" en pro de la "modernización y la cooperación internacional sobre la fiscalidad empresarial". "Un gran paso adelante hacia la justicia y el trato justo", ha remachado.