Logo Bolsamania

Noticias

13/01/2020 09:14:35

El crecimiento de los resultados en Wall Street será menor y meterá presión a la bolsa

El 14 de enero de 2020 se abre la veda. La temporada de resultados empresariales correspondientes al cuarto y último trimestre de 2019 echa a andar en Wall Street. Y las expectativas no son nada halagüeñas. El consenso de analistas proyecta un crecimiento de las ganancias del 1% respecto al aumento del 24% registrado en 2018. El beneficio de las compañías es una de las variables que justifica el precio a pagar por acción por lo que el mercado confía en un vigoroso rebote a lo largo de 2020... o la bolsa estará en peligro.


Unos malos resultados empresariales en el cuarto trimestre de 2019 pueden poner la puntilla a un año de crecimiento "mediocre" para las compañías, según la opinión generalizada de los analistas.

De cara a 2020, se espera que todo vaya a mejor. Los expertos anticipan un rebote del beneficio de hasta el 10%. Según sus previsiones, un 90% de las compañías presentarán mejores ingresos y más ganancias.

Su balance estará bajo el escrutinio del mercado. En general, las acciones están caras actualmente y las empresas necesitan justificar el peaje a pagar por el inversor.

Según el analista de Refinitv, Tajinder Dhillon, solo en Wall Street las acciones están cotizando con una prima del 22%. Una cifra que será difícilmente sostenible si sus ganancias siguen siendo igual de mediocres en 2020 que en 2019. "Las señales apuntan a un rebote del crecimiento del beneficio en 2020 que debería ayudar a justificar las altas valoraciones del mercado", apunta.

"En 2020 las compañías disponen de una mejor base para ganar más", continúa Dhillon, señalando a "la narrativa positiva" que parece imponerse en ellas gracias a la atenuación de riesgos como la guerra comercial, el Brexit y los tipos de la Reserva Federal (Fed).

AMAZON, EXXONMOBIL Y FORD, ALGUNOS DE LOS TERMÓMETROS

¿En qué empresas debemos fijarnos en estos resultados del último trimestre de 2019? Grandes petroleras como ExxonMobil y Chevron, fabricantes de coches como General Motors y Ford u otros grandes nombres como Amazon y Boeing son considerados como los verdaderos termómetros de Wall Street. "Si estas compañías lo hacen mejor de lo esperado, el resto le seguirá", apostilla Dhillon.

La recomendación de los analistas es, por tanto, mantener la confianza pese a los más que probables resultados mediocres y seguir apostando por la bolsa en 2020 para no perder el tren de ese rebote en el beneficio que proyectan para este año.