Logo Bolsamania

Noticias

28/09/2021 12:34:18

Corea del Norte dispara un misil y acusa a Estados Unidos de "doble moral"

Corea del Norte ha disparado este martes un misil hacia el mar desde su costa oriental, según ha informado el ejército de Corea del Sur. Mientras tanto, Pyongyang pedía a Estados Unidos y Corea del Sur que abandonaran su "doble moral" sobre los programas de armamento para reanudar las conversaciones.


El misil ha sido lanzado desde la provincia de Jagang, en el centro del país, hacia las 6:40 horas (2140 GMT), según ha informado el Estado Mayor Conjunto del Sur. El Ministerio de Defensa de Japón ha dicho que parecía ser un misil balístico, como recoge Reuters.

La última prueba ha puesto de manifiesto el constante desarrollo de los sistemas de armamento de Corea del Norte, lo que eleva los riesgos de las estancadas conversaciones destinadas a desmantelar sus arsenales nucleares y de misiles balísticos a cambio del alivio de las sanciones de Estados Unidos.

El lanzamiento ha tenido lugar justo antes de que el embajador de Corea del Norte ante las Naciones Unidas instara a Estados Unidos a abandonar su política hostil hacia Pyongyang y dijera que nadie podía negar el derecho de su país a la autodefensa y a probar armas.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ordenó a sus ayudantes que realizaran un análisis detallado de los últimos movimientos del Norte.

"Lamentamos que el misil haya sido disparado en un momento en el que era muy importante estabilizar la situación de la península coreana", ha declarado el portavoz del Ministerio de Defensa, Boo Seung-chan, en una sesión informativa.

El Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos ha dicho que el lanzamiento ponía de manifiesto "el impacto desestabilizador" de los programas de armas ilícitas del Norte, mientras que el Departamento de Estado de Estados Unidos también ha condenado la prueba, según informa Reuters.

En la Asamblea General de la ONU, el enviado de Corea del Norte a la ONU, Kim Song, ha declarado que el país estaba reforzando su autodefensa y que si Estados Unidos abandonaba su política hostil y su "doble rasero", respondería "de buen grado en cualquier momento" a las ofertas de diálogo.

"Pero a nuestro juicio no hay perspectivas en la etapa actual para que Estados Unidos retire realmente su política hostil", ha añadido Song.

En referencia al llamamiento realizado por Moon la semana pasada para que se ponga fin formalmente a la Guerra de Corea de 1950-53, Song ha dicho que Washington debía poner fin permanentemente a las maniobras militares conjuntas con Corea del Sur y retirar "todo tipo de armas estratégicas" en la península y sus alrededores.

Estados Unidos tiene estacionados en Corea del Sur, Guam y Japón varios activos militares de vanguardia, como bombarderos nucleares y aviones de combate, como parte de sus esfuerzos por mantener a raya no sólo a Corea del Norte, sino también a una China cada vez más asertiva.

El discurso de Song ha estado en consonancia con las recientes críticas de Pyongyang a Seúl y Washington por denunciar su desarrollo armamentístico mientras continúan con sus propias actividades militares.

Kim Yo Jong, la poderosa hermana del líder norcoreano Kim Jong Un, ha dicho que el Norte está dispuesto a mejorar los lazos intercoreanos y a considerar otra cumbre si Seúl abandona su doble moral y su política hostil hacia Pyongyang.

"Las condiciones que ha sugerido son esencialmente para exigir que el Norte sea aceptado como un estado con armas nucleares", ha declarado el investigador principal del Instituto de Investigación de Corea para la Estrategia Nacional en Seúl, Shin Beom-chul.

"Su objetivo es lograr ese prestigio y abrir una brecha entre Seúl y Washington, aprovechando el ansia de Moon por obtener un legado diplomático cuando su mandato se está acabando", ha añadido Shin Beom-chul.

Moon, un liberal que ha dado prioridad a los lazos intercoreanos, considera que declarar el fin de la guerra de Corea, incluso sin un tratado de paz que sustituya al armisticio, es una forma de reactivar las negociaciones de desnuclearización entre el Norte y Estados Unidos.

Sin embargo, Moon, que lleva un solo mandato, se enfrenta a la caída de su popularidad antes de las elecciones presidenciales de marzo.

Las esperanzas de poner fin a la guerra surgieron tras la histórica cumbre entre Kim Jong Un y el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Singapur en 2018. Pero esa posibilidad y el impulso de las conversaciones quedaron en nada, con las conversaciones estancadas desde 2019.