Logo Bolsamania

Noticias

24/01/2023 06:00:00

"Signos de batalla" en el BCE por los tipos, pero se descuenta el triunfo de los halcones

Los mercados esperan con avidez saber qué hará el Banco Central Europeo (BCE) en sus próximas reuniones de tipos. Lo cierto es que hasta ahora los mensajes que han mandado tanto la presidenta del organismo, Christine Lagarde, como otros miembros del Consejo de Gobierno apuntan a que seguirá el endurecimiento monetario, aunque aún no se ha fijado cuál será el ritmo de las próximas subidas. Los expertos esperan una "batalla" entre palomas y halcones, aunque parece que se descuenta una victoria del ala más dura.


Así lo comentan, por ejemplo, los analistas de Pantheon Macroeconomics en uno de sus últimos informes, en el que se hacen eco de la reciente bajada de la inflación en la zona euro, hasta el 9,2% en diciembre desde el 10,1% de noviembre, y dicen que puede ser esgrimida por los miembros más dovish para intentar recortar el ritmo de las subidas de los tipos.

"Ahora vemos signos de una batalla de voluntades en el Consejo de Gobierno, ya que las palomas aprovecharán la caída mayor de lo esperado de la inflación en diciembre, y los precios del gas aún bajos, para pedir un giro hacia una subida de 25 puntos básicos en marzo", comentan los estrategas de la firma británica.

No obstante, también dicen que descuentan una victoria del ala hawkish. Y es que, remarcan, "la alta inflación subyacente significa que los halcones mantendrán la ventaja", y por tanto ven más probable que las próximas subidas de los tipos de interés sean de 50 puntos básicos en las reuniones de febrero y marzo.

Precisamente este fin de semana Klass Knot, miembro del Consejo de Gobierno del BCE, decía en sendas entrevistas que el mercado no debía esperar subidas inferiores al 0,5%. "Esperen que subamos los tipos un 0,5% en febrero y marzo y que no hayamos terminado para entonces y que sigan más medidas en mayo y junio", dijo, dejando claro que es, a su juicio, "demasiado pronto para decir" si el banco central podría ralentizar el ritmo de sus subidas de tipos para el verano.

Invitó a hacer un seguimiento exhaustivo de la inflación, ya que "en algún momento las perspectivas se equilibrarán", y como indicó, ese será el momento en el que "podríamos dar un paso más hacia abajo, de 50 a 25 puntos básicos". En cualquier caso, insistió, "aún estamos lejos de eso".

De hecho, en Pantheon esperan "dos subidas de tipos de 50 pb en el primer trimestre, seguidas de otras dos de 25 pb en el segundo, para situar el tipo de depósito y el de refinanciación en junio en el 3,5% y el 4,00%, respectivamente".

LOS COMENTARIOS HAWKISH GANAN TERRENO

Las palabras de Knot tampoco han pillado al mercado por sorpresa, sobre todo porque Lagarde ya se había expresado en los mismos términos días antes, durante su intervención en en Foro de Davos. La presidenta del BCE aseguró que el organismo seguirá elevando el precio del dinero porque "la inflación, se mire por donde se mire, sigue siendo demasiado alta".

"Seguimos decididos a llevar los precios de vuelta al 2% de manera ordenada. Ya hemos subido nuestras tasas en 2,5 puntos y nos mantendremos en ese camino hasta que baje", añadió Lagarde. Y antes que ella también habló Philip Lane, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, dejando claro que "será necesario subir más los tipos de interés" para dar ejemplo de la credibilidad de esta institución a la hora de doblegar las presiones inflacionistas en la zona euro.

El ala halcón del BCE parece estar ganado terreno tras el cruce de declaraciones que se vivió la semana pasada sobre los tipos de interés y los próximos movimientos que el banco llevará a cabo. Así lo creen también los expertos de Renta 4, que han señalado que es de esperar que los miembros mantengan un tono hawkish hasta la próxima reunión, "apuntando a la necesidad de nuevas subidas de tipos de interés para controlar una inflación excesivamente alta".

Una postura agresiva que además está sirviendo de apoyo al euro, que este lunes tocaba los 1,09 por primera vez desde abril en su cruce contra el dólar. Según los analistas de Rabobank, "el optimismo que rodea al euro puede tener aún más recorrido", ya que la mejora de las perspectivas de crecimiento de la Eurozona para este año "refuerza el riesgo de que el BCE mantenga su postura agresiva".

Recuerdan que la semana pasada un informe de Bloomberg indicaba que el BCE podría ralentizar el ritmo de subidas de tipos en marzo, y que "desde entonces el tono de los funcionarios del BCE se ha opuesto a la sugerencia de que se adoptará una visión más relajada de los riesgos que rodean la presión sobre los precios". Diversos miembros del banco central han defendido que hay motivos para realizar subidas significativas, por lo que un incremento del 0,5% parece confirmado, al menos para la próxima reunión, prevista para el 2 de febrero.