Logo Bolsamania

Noticias

05/06/2024 14:55:17

Bankinter revisa al alza el precio de la vivienda: subirá un 3% en 2024 y un 2% en 2025

Bankinter ha revisado al alza su estimación de los precios de la vivienda en España. Aunque los expertos de la entidad creen que podrían tender a desacelerarse, en 2024 deberían subir al menos en línea con la inflación estimada, es decir, un 3%. Esta misma tendencia debería continuar en 2025, con subidas de alrededor del 2%.

Bankinter revisa al alza el precio de la vivienda: subirá un 3% en 2024 y un 2% en 2025

Los analistas explican hay varios elementos que actuarán como soportes: el mercado laboral, la escasez de oferta, la subida del precio de los alquileres y las rebajas en los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE).

En cuanto a la escasez de oferta, estiman un déficit de más de 50.000 vivienda al año: "En los próximos dos años se entregarán menos de 100.000 viviendas al año, mientras que estimamos una demanda superior a las 150.000 al año". La falta de oferta se concentra sobre todo en las principales ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Bilbao, asó como en la costa mediterránea, Canarias y Baleares.

Destacan que esta falta de oferta se agudiza en la vivienda en alquiler: "Es consecuencia del auge del alquiler turístico y la inseguridad jurídica. Como consecuencia, suben los precios de los alquileres".

Por último, el Banco Central Europeo (BCE) comienza el proceso de rebajar los tipos de interés. Algo que se ha ha empezado a notar en el euríbor, que cerró mayo una tasa mensual media del 3,68%. "Y seguirá haciéndolo en próximos trimestres", aseguran.

En este sentido, calculan que el índice hipotecario finalizará 2024 en el 3,25%, volviendo a reducirse en 2025 hasta el 2,75%, lo que "se traducirá en una moderación de las tasas de esfuerzo", dicen.

"NO HAY BURBUJA"

Por otro lado, una de las principales dudas es si está volviendo a formarse una burbuja inmobiliaria. Para Bankinter la respuesta está clara. "Nuestra opinión es que no. El mercado de vivienda en España presenta sólidos fundamentales. No hay burbuja", afirman.

Para ello, se basan en cuatro razones. La primera es una accesibilidad a la vivienda mejor que la media histórica. "La relación entre precios de la vivienda e ingresos familiares medios finalizó 2023 en 7,3x, por debajo de 7,5x (media histórica) y lejos de los máximos de 2007 (9,5x)", explican.

Consideran que mejorará todavía más en 2024. "Creación de empleo y subida de salarios, llevan a una mejora de los ingresos familiares superior al incremento de precios de vivienda", dicen.

La segunda razón es que las tasas de esfuerzo, es decir, la proporción de los ingresos familiares que se destinan al pago de la hipoteca, "se encuentran en niveles razonables", a pesar de la subida de precios de vivienda y mayores costes de financiación. En concreto, están en el 37,8%, próximos a la media histórica (35%) y muy por debajo de los niveles de 55% alcanzados en la burbuja de 2007.

La tercera cuestión es la ya mencionada escasez de oferta. Además, la financiación más prudente sería la cuarta razón. En los últimos cinco años, más de la mitad de las hipotecas se han firmado a tipo fijo, reduciendo la presión sobre los hogares.


BOLSA y MERCADOS





Tuit traders
Tuit traders

Las finanzas apalancadas principio y final

  • Tuit-traders - 21/06/2024 13:35

La historia y evolución del apalancamiento financiero se puede estudiar en tres pasos. Los bonos de alto rendimiento (o “bonos basura”) fueron el primer paso. Eso terminó en 1990 cuando Michael Milken, el padrino de este tipo de deuda, fue enviado a prisión por fraude y perseguido posteriormente por su falta de ética en la creación de deuda de empresas. En el segundo paso, el crecimiento del capital privado, “Private Equity (PE)”, fue financiado tanto con bonos basura como con préstamos apalancados, que exigen que las empresas paguen un tipo de interés variable en lugar de los cupones fijos de la mayoría de los bonos. Los inversores en crédito privado están realizando ahora el tercer paso. Desde 2020, estas empresas, que a menudo también gestionan fondos de PE, han invertido más de 1 billón de dólares. Cuando los tipos de interés subieron en 2022 y los bancos dejaron de otorgar nuevos préstamos, el crédito privado se convirtió en la única opción disponible y sobre todo la más rentable.