Logo Bolsamania

Noticias

14/11/2022 14:42:02

Waller (Fed) advierte: las subidas de tipos "no acabarán en la próxima reunión"

El gobernador de la Reserva Federal (Fed), Christopher Waller, ha señalado que el banco central estadounidense todavía tiene “un camino que recorrer” antes de que se planteen bajar los tipos de interés. “Los tipos van a seguir subiendo durante un tiempo hasta que veamos que la inflación se acerca a nuestro objetivo. Esto no va a terminar en la próxima reunión o la siguiente”, ha señalado en una conferencia organizada por UBS en Sidney.


Según Waller, uno de los banqueros más agresivos de la Fed en los últimos tiempos, los mercados deben prestar atención al “punto final” de las alzas de los tipos de interés y no a cada subida puntual, un momento que todavía está “lejos” en la hoja de ruta del banco central. Aunque, como viene siendo habitual, el banquero ha señalado que todo dependerá del comportamiento de la inflación.

Así, el gobernador de la Fed ha indicado que “estamos en un punto en el que podemos empezar a pensar en ir a un ritmo más lento”. El IPC estadounidense dio la semana pasada muestras de estar empezando a templarse y bajó hasta el 7,7% en octubre respecto al 8,2% de septiembre y el 8% que estimaba el congreso. En cuanto a la tasa subyacente, que excluye el precio de los alimentos y la energía, se ha situado en el 6,3% en tasa interanual, mejorando ligeramente el dato de septiembre (6,6%) y las previsiones del consenso, que anticipaba un 6,5%.

“Es bueno, por fin, que hayamos visto algunas pruebas de que la inflación empieza a bajar”, ha apuntado Waller, quien, sin embargo, cree que “vamos a necesitar ver una racha continuada de este tipo de comportamiento en la inflación que empieza a bajar lentamente antes de que realmente empecemos a pensar en quitar el pie del freno aquí”.

La Fed ha subido los tipos un total de 3,75 puntos porcentuales este año desde marzo, incluyendo cuatro aumentos de 75 puntos básicos, un rápido y agresivo en la política monetaria destinado a enfriar la peor inflación desde la década de 1980. Analistas y economistas han advertido que el endurecimiento monetario aumentará el riesgo de recesión, afectando al empleo. Sin embargo, Waller ha señalado que “a pesar de todo lo que se dice sobre el colapso de la economía y la ruptura de los mercados financieros, no lo ha hecho”.

Cabe recordar que la Fed ha abierto la puerta a subidas menos agresivas en el futuro tras su cónclave de noviembre. “El Comité (…) al determinar el ritmo de los aumentos futuros en el rango objetivo de los intereses, tendrá en cuenta el endurecimiento acumulativo de la política monetaria (es decir, las subidas de tipos ya realizadas), el retraso con el que la política monetaria afecta a la actividad económica y a la inflación, y la evolución económica y financiera”, indica el banco central tras su reunión el pasado día 2.

En este sentido, la herramienta FedWatch de CME otorga una probabilidad del 85% a que la Reserva Federal ejecute una subida de 50 puntos básicos en su cónclave de diciembre, mientras que no da ninguna opción a que la subida sea únicamente de un 0,25% y ve un 15% de probabilidad de que el alza vuelva a ser de 75 puntos básicos por quinta ocasión consecutiva.

Cabe recordar que, pese a esta aparente relajación de la postura del banco central, su presidente Jerome Powell se mostró muy agresivo en su comparecencia ante los medios tras la reunión. “Es muy prematuro pensar en una pausa en las subidas de tipos. No pensamos que hayamos endurecido demasiado la política monetaria y no hemos tomado ninguna decisión sobre moderar las subidas”, advertía Powell, quien también reconocía que “lo importante es ver hasta dónde tienen que subir los tipos y durante cuánto tiempo”.

Asimismo, el pasado mes de octubre, el presidente del Comité Bancario del Senado de EEUU, Sherrod Brown, instó a la Reserva Federal a tener cuidado de no endurecer tanto la política monetaria para que millones de estadounidenses no pierdan sus empleos durante este período de alta inflación.