Logo Bolsamania

Noticias

26/04/2021 22:00:27

Wall Street espera a las FAANG con signo mixto y sin perder de vista sus máximos

Wall Street ha cerrado el lunes con signo mixto a la espera de la avalancha de referencias económicas, empresariales y monetarias que se esperan para los próximos días. El S&P 500 ha marcado un nuevo máximo histórico por encima de los 4.194 puntos. Las grandes tecnológicas publicarán sus cuentas durante los próximos días y además se conocerán datos importantes y habrá reunión de la Reserva Federal (Fed).


Tesla publica sus cuentas este lunes, Microsoft y Alphabet (matriz de Google) publicarán este martes, mientras el miércoles será el turno de Facebook y Apple; y el jueves presentará Amazon. Todas estas compañías publicarán sólidos resultados (tras el cierre de cada sesión), aunque la clave estará en sus previsiones para los próximos trimestres y en la valoración que realicen los expertos.

A nivel monetario, especial importancia para la reunión de la Reserva Federal. Algunos medios financieros han comenzado a filtrar que el banco central americano comenzará a reducir sus compras de activos en el cuarto trimestre, una vez se afiance la recuperación económica.

Sin embargo, los analistas prevén que Jerome Powell no mencione esta posibilidad y reitere que los objetivos de inflación y pleno empleo siguen estando muy lejos, lo que justifica la política ultra acomodaticia del organismo.

Sobre la evolución de la pandemia de Covid-19, la cara es que los procesos de vacunación en EEUU y Europa avanzan a buen ritmo, lo que tal vez permita abrir corredores aéreos durante el verano, según ha avanzado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La cruz se encuentra en la grave situación que atraviesa India, con más de 300.000 contagios al día. Esto ha motivado que tanto EEUU como la UE hayan prometido ayuda para intentar contener la crisis sanitaria en el país más poblado del mundo.

DATOS ECONÓMICOS RELEVANTES

En el capítulo de datos económicos, este lunes se han publicado los pedidos de bienes duraderos de marzo, que han subido un 1,6% excluyendo la partida de transportes (en línea con lo esperado). Y el jueves se conocerán los datos semanales de paro.

Aunque las principales referencias serán (también el jueves) la primera estimación del PIB del primer trimestre (se espera un crecimiento del 6,3%) y el índice PCE, que mide la evolución del gasto de los consumidores y es la medida favorita de inflación de la Fed (se espera un repunte hasta el 2,3%).

Recordamos que la semana pasada se publicaron unas referencias muy positivas, tanto en el sector servicios como en el de manufacturas.

Chris Williamson, director de IHS Markit, comentó que "la economía de EEUU está disfrutando de un fuerte comienzo en el segundo trimestre". Además, está funcionando "con todos los cilindros, a medida que se aflojan las restricciones por el coronavirus, ya que un impresionante despliegue de vacunas, unas previsiones más brillantes y las medidas de estímulo han ayudado a impulsar la demanda".

Williamson destacó que "el sector de servicios está creciendo al ritmo más rápido registrado en casi 12 años de historia de encuestas, y los fabricantes informaron de una de las expansiones más fuertes observadas en los últimos siete años".

SUBIDA DE IMPUESTOS: RIESGO PARA LA BOLSA

Aunque el mercado centra su atención en la subida de impuestos para los ricos que ha anticipado Joe Biden sobre las ganancias de capital, y que puede suponer un viento en contra para las bolsas en los próximos meses.

"Biden asusta al mercado con su propuesta de subir el IRPF y endurecer la fiscalidad sobre las plusvalías, aunque no tiene fácil su aprobación en el Congreso y menos en el Senado. Cuando las bolsas baten máximos reiteradamente, como ahora, necesitan estímulos y no obstáculos para seguir haciéndolo. Por ahora no ha cambiado el tono de fondo del mercado, pero podría hacerlo y las bolsas pararse durante un tiempo ante un obstáculo como este", afirman los analistas de Bankinter.

En otros mercados, el petróleo West Texas cae un 1,6%, hasta 61,10 dólares, mientras el euro se aprecia un 0,06% y se cambia a 1,2106 dólares. Además, la rentabilidad del bono americano a 10 años sube ligeramente hasta el 1,58% y la onza de oro avanza un 0,1%, hasta 1.780 dólares. Por último, el bitcoin se recupera más del 5% tras su fuerte corrección, pero "la amenaza no ha terminado".