Logo Bolsamania

Noticias

15/07/2021 22:12:57

Wall Street cierra con signo mixto tras los resultados de la banca y los datos del paro

Wall Street cierra con signo mixto (Dow Jones: +0,15%; S&P 500: -0,33%; Nasdaq: -0,70%) tras conocer varios indicadores económicos y los resultados de Morgan Stanley. Los inversores continúan valorando las cifras de los grandes bancos y las palabras de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal (Fed) ante el Senado, aunque los índices se mantienen muy cerca de máximos históricos, en lo que está siendo una semana de transición. El Nasdaq ha sido el que ha sufrido las mayores pérdidas, del 0,70%.


El presidente de la Fed no ha aportado demasiadas novedades, más allá de admitir cierto nerviosisimo ante una presión de los precios por encima de lo previsto. "No nos sentimos cómodos", ha reconocido ante el Comité Bancario del Senado este jueves en referencia tanto a él mismo como al resto de funcionarios.

"Se trata de un shock que atraviesa el sistema asociado a la reapertura de la economía, que ha impulsado la inflación muy por encima del 2%", ha reiterado. Powell argumenta que la inflación se debe a los cuellos de botella relacionados con la pandemia y las limitaciones de la oferta para un pequeño grupo de bienes y servicios. Cree que una reacción exagerada ante algo puntual sería un error.

Asimismo, ha insistido en los mensajes que ya dijo en el Congreso este miércoles de que todavía queda "un largo camino por recorrer" para completar la recuperación, por lo que seguirán apoyando a la economía con sus estímulos monetarios.

Además, ha prometido que la Fed avisará con suficiente anticipación de cualquier cambio en sus programas de compra. "Avisaremos con antelación antes de anunciar cualquier decisión de realizar cambios en nuestras compras", dijo.

Y sobre el notable aumento de la inflación, ha explicado que "probablemente se mantendrá elevada en los próximos meses antes de moderarse", aunque volvió a mostrar su tranquilidad sobre este asunto "porque las expectativas de inflación a largo plazo permanecen bien ancladas".

Los analistas de JP Morgan AM esperan que la Fed podría anunciar la reducción (tapering) de su programa de compra de activos a finales de año si la economía americana mantiene la fortaleza de su recuperación, aunque no lo empezará a aplicar hasta 2022 y no subirá tipos hasta 2023.

En la actualidad de la jornada, los datos económicos en China han mostrado un crecimiento del PIB del 1,3% en el segundo trimestre (7,9% interanual) y una subida del 12,1% en las ventas minoristas de junio.

En EEUU, las peticiones iniciales de desempleo han bajado hasta 360.000 y han marcado un nuevo mínimo postpandemia, en línea con lo esperado. Además, el índice manufacturero de la Fed de Filadelfia ha bajado en julio hasta 21,9 desde 30,7, por encima de la caída esperada hasta 28. Por último, la producción industrial ha subido un 0,4%, por debajo del 0,7% anticipado.

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

En el capítulo de resultados, la principal referencia de la jornada han sido las cifras de Morgan Stanley, que ha superado los pronósticos con sus cifras trimestrales pero ha subido un 0,18% (aunque sube algo más de un 35% en el año).

Por otro lado, Netflix está planeando una expansión a los videojuegos y ha contratado a ejecutivos de Electronic Arts y Facebook para liderar el proyecto, según Bloomberg.

Otro valor relacionado con el entretenimiento es AMC, que se repone de las caídas del 15% tras las dos primeras sesiones tras conocerse la taquilla obtenida por la película Viuda Negra y ha cerrado con alzas del 7,69%.

A nivel estratégico, el banco suizo UBS ha elevado su objetivo para el S&P 500 a finales de año hasta 4.500 puntos (su anterior pronóstico era de 4.400 puntos). "Creemos que el mercado alcista se mantiene sobre una base sólida, impulsado por los enormes saldos de efectivo de los consumidores, la creciente inversión empresarial y una Fed aún acomodaticia", han señalado sus analistas en un informe.

En otros mercados, el petróleo West Texas baja un 2,09%, hasta 71,60 dólares, mientras el euro se deprecia un 0,21% y se cambia a 1,181 dólares, mientras la onza de oro repunta un 0,22%, hasta 1.829 dólares. Por último, la rentabilidad del bono del Tesoro a 10 años se relaja hasta el 1,299% y el bitcoin baja un 3,45%, hasta 31.611 dólares.