Logo Bolsamania

Noticias

23/09/2022 22:17:11

Wall Street cierra con pérdidas semanales superiores al 4% en un mercado noqueado

Wall Street ha cerrado la sesión de este viernes con sólidas pérdidas (Dow Jones: -1,62%; S&P 500: -1,72%; Nasdaq: -1,80%), tras el cierre bajista del jueves, en un mercado noqueado y dominado por los nervios a corto plazo. Los inversores han vendido renta variable mientras la rentabilidad de los bonos se ha disparado y el euro ha marcado mínimos históricos de 20 años contra el dólar.


El saldo semanal ha sido negativo para los índices neoyorquinos. En los últimos cinco días, el Dow Jones ha perdido un 4%, mientras que el S&P 500 se ha dejado un 4,65% y el Nasdaq ha retrocedido un 5,07%.

El temor a la recesión se ha instalado en la mente de los operadores tras la última reunión de la Reserva Federal (Fed) y el pesimismo es el sentimiento dominante en los mercados financieros a nivel global.

"Desearía que hubiera una forma indolora de dejar atrás la inflación, pero no la hay", aseguró el presidente del organismo, Jerome Powell, el pasado miércoles.

Ante este panorama, George Brown, economista de Schroders, no duda en afirmar que "es optimista pensar que se puede evitar una recesión y, en nuestra opinión, cualquier posibilidad de un aterrizaje suave se ha esfumado. Creemos que será necesaria una recesión para controlar la inflación y prevemos que la economía estadounidense se contraiga en torno al 1% en 2023".

GOLDMAN SACHS SE VUELVE BAJISTA

En este sentido, uno de los bancos más influyentes del mundo, Goldman Sachs, se ha vuelto bajista con Wall Street. Según estos expertos, los tipos de interés más altos en EEUU que aplicará la Fed para reducir la inflación provocarán valoraciones bursátiles más bajas.

"El escenario de tipos de interés más elevados que ahora incorporamos en nuestro modelo de valoración admite un ratio P/E (precio/beneficio) de 15 veces, e implica un objetivo del S&P 500 a final de año de 3.600 puntos; y previsiones a 6 y 12 meses de 3.600 y 4.000 enteros".

Sin embargo, estos expertos han añadido que "la brecha de rendimiento más estrecha entre acciones y tasas desde la pandemia inclina aún más el balance de riesgos a la baja".

Por ello, consideran que "en un escenario de aterrizaje forzoso de la economía", como el que están anticipando cada vez más expertos y que implique una recesión el próximo año, "la brecha de rendimiento aumentaría y los objetivos del S&P 500 a 3, 6 y 12 meses serían 3.400, 3.150 y 3.750 enteros".

ECONOMÍA E INTERVENCIÓN DE POWELL

En la escena económica, se han publicado los datos de actividad PMI del sector servicios y del sector manufacturero. En las lecturas flash elaboradas por S&P Global, han registrado 49,2 en septiembre frente al 43,7 de agosto, y 51,8 en septiembre frente al 51,5 de agosto, respectivamente. Las cifras indican que la actividad del sector privado en EEUU ha caído a un ritmo más suave en septiembre.

"Las presiones inflacionarias siguen siendo elevadas según los estándares históricos y, con la actividad comercial en declive, las encuestas continúan pintando un panorama amplio de una economía que lucha en un entorno estanflacionario”, ha valorado Chris Williamson, economista jefe de negocios de S&P Global Market.

Además, Jerome Powell ha pronunciado un breve discurso durante un encuentro con distintos actores económicos. "Continuamos lidiando con un conjunto de interrupciones económicas excepcionalmente inusuales. Como formuladores de políticas, estamos comprometidos a usar nuestras herramientas para ayudar a dirigir la economía a través de lo que ha sido un periodo excepcionalmente desafiante", ha señalado.

Sin hacer declaraciones sobre política monetaria, el presidente de la Reserva Federal ha utilizado el término "nueva normalidad" para referirse al estado actual de la economía estadounidense.

A nivel empresarial, Boeing ha sido multado con 200 millones de dólares por engañar a inversores sobre la seguridad del 737 MAX, que ha sufrido varios accidentes con cientos de víctimas mortales.

ANÁLISIS TÉCNICO Y OTROS MERCADOS

El S&P 500, que se ha desplomado más del 10% desde el pasado martes, ha cubierto "el hueco alcista que se dejara a mediados del mes de julio y se acerca a los mínimos anuales dibujados en los 3.636 puntos", explica César Nuez, analista de Bolsamanía.

"No veremos una señal de fortaleza mientras que se mantenga cotizando por debajo de los 3.900 enteros, si bien la resistencia clave del corto plazo se encuentra en los 4.119 puntos", añade este experto.

En otros mercados, el petróleo West Texas ha caído un 5,22% ($79.13) y el crudo Brent ha cedido un 4,37% ($86,50), mientras el euro se ha depreciado un 1,46% ($0,9692) y ha marcado mínimos de 20 años frente al billete verde.

Además, la onza de oro ha bajado un 1,74% ($1.652) y la rentabilidad del bono americano a 10 años se ha relajado al 3,7%. Por último, el bitcoin ha cedido un 2,4% ($18.869).