Logo Bolsamania

Noticias

10/06/2022 22:18:04

Wall Street se desploma tras un dato de inflación por encima de lo previsto

Wall Street ha registrado ventas destacadas (Dow Jones: -2,73%; S&P 500: -2,91%; Nasdaq: -3,52%), que se suman a las fuertes pérdidas del jueves . El dato que ha marcado la jornada ha sido la inflación de mayo en Estados Unidos, que se ha situado en el 8,6%, un aumento de tres décimas respecto al mes anterior y por encima del 8,3% esperado. Por su parte, la inflación subyacente sigue moderándose, al caer hasta el 6% desde el 6,2% de abril, aunque se ha situado una décima por encima de lo previsto. Los índices neoyorquinos han cerrado la semana con un descenso medio del 4,6%.


En los últimos cinco días, el Dow Jones ha retrocedido un 4,58%. Por su parte, el S&P 500 y el Nasdaq se han dejado un 5,05% y un 5,6%, respectivamente; ambos son los mayores recortes semanales desde enero de este mismo año.

La incertidumbre y el nerviosismo han sido elevados entre los operadores, debido a que la volatilidad se ha instalado en el mercado, que ha reaccionado de forma muy negativa, ya que la esperanza era que los precios mostrasen una cierta desaceleración.

El presidente de EEUU, Joe Biden, ha afirmado desde Los Ángeles, donde se ha celebrado la IX Cumbre de las Américas, que su administración está “explorando todas las opciones disponibles” para lograr la estabilidad de precios. Además, ha añadido que los datos del IPC conocidos este viernes subrayan por qué ha hecho “de la lucha contra la inflación” su principal prioridad económica.

En este sentido, los analistas de Pantheon Macroeconomics señalan que los datos de la inflación de mayo "acaban con cualquier vestigio de esperanza de que la Fed pueda girar a 25 puntos básicos en julio, pero mantenemos la esperanza para septiembre, sobre la base de que las próximas dos cifras del IPC subyacente serán más bajas que las de mayo; los tres informes de empleo mostrarán que las ganancias salariales continúan moderándose; y porque para el momento de la reunión de septiembre, el colapso de la vivienda tendrá la atención de todos, y seguir subiendo 50 puntos básicos parecerá gratuito".

Por su parte, Rupert Thompson, estratega de inversiones de Kingswood, apunta que "los datos frustraron las esperanzas de que la inflación haya superado su punto máximo y significa que un aumento de tasas del 0,5% por parte de la Reserva Federal la próxima semana está casi garantizado. También significa que es más probable que la orientación de la Fed con respecto a nuevas subidas de tipos sea agresiva”.

Otro dato que también se ha situado muy por debajo de lo esperado ha sido el de la confianza del consumidor, elaborado por la Universidad de Michigan, que ha bajado hasta 50,2 desde 58,4, muy por debajo del 58,1. Se trata de un mínimo histórico para este indicador.

DEBILIDAD EXTREMA EN EL NASDAQ

Por análisis técnico, los índices neoyorquinos volvieron a dar señales de debilidad, ya que el S&P 500 bajó hasta niveles de 4.017 puntos, lo que pone en duda el rebote desde los mínimos de mayo (3.810 enteros) y abre la puerta a un nuevo tramo bajista en el corto plazo. Su comportamiento este viernes, por tanto, será determinante.

Por su parte, el Nasdaq ha vuelto a dar "señales de debilidad extrema", según indica César Nuez, analista de Bolsamanía, al no poder recuperar los 13.000 puntos. "No descartamos una vuelta a los mínimos anuales que dibujara este pasado mes de mayo en los 11.492 puntos", añade este experto.

La rentabilidad del bono americano a 10 años se mantiene por encima del 3%, mientras el petróleo avanza ligeramente y continúa por encima de 120 dólares. El veto al crudo ruso por parte de la Unión Europea ha tensionado aún más el precio del oro negro, que se ha convertido en una pesadilla para los bancos centrales. El barril West Texas ha caído un 0,85% ($120,50) y el Brent se ha dejado un 0,96% ($121,90).

¿QUÉ DEBEN HACER LOS INVERSORES?

"La salud de la economía mundial se está deteriorando. Estamos viendo una desaceleración del crecimiento económico y una inflación persistente y elevada", explica Geir Lode, director de Renta Variable Global de Federated Hermes. Esta semana, el Banco Mundial, la OCDE y el Banco Central Europeo han rebajado sus previsiones de crecimiento y han elevado las de inflación.

"Para frenar el aumento de los precios, la Reserva Federal tiene que subir los tipos, lo que puede provocar una recesión. Sin embargo, el shock de la cadena de suministro inducido por la pandemia y el conflicto de Ucrania están fuera del control del banco central. En este entorno, es necesario tener suerte para evitar una estanflación que podría durar mucho tiempo", señala este gestor.

"En un entorno inflacionista", aconseja, "los inversores deben centrarse en valores que generen efectivo, paguen dividendos y tengan activos reales".

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

A nivel empresarial, Facebook (Meta) está reexaminando su compromiso de pagar por las noticias a varios medios americanos, lo que puede provocar menores ingresos para estas compañías en los próximos años. Sus acciones han caído un 4,58%

Netflix, por su parte, se ha hundido en bolsa un 5,10%, después de que Goldman Sachs haya rebajado las acciones de la plataforma de ‘streaming’ a “vender”. Asimismo, el banco neoyorquino ha recortado el precio objetivo a 186 dólares por acción desde los 265 dólares por título previos. Desde Goldman Sachs explican que esta rebaja también se debe a "las preocupaciones en torno al impacto de una recesión de los consumidores, así como a los mayores niveles de competencia".

En la escena política, Donald Trump ha sido acusado de provocar un "intento de golpe de Estado" tras perder las elecciones con el asalto al Capitolio que se produjo el 6 de enero de 2021.

En otros mercados, el euro se ha depreciado un 0,90% ($1,0517). Además, la onza de oro ha subido un 1,26% ($1.875); y la rentabilidad del bono americano a 10 años ha repuntado hasta el 3,160%. Por último, el bitcoin ha cedido un 3,31% ($29.104).