Logo Bolsamania

Noticias

24/11/2022 11:14:07

Wall Street cierra este jueves por Acción de Gracias y abrirá media sesión el viernes

Wall Street cierra este jueves por Acción de Gracias y abrirá media sesión el viernes. Los índices neoyorquinos finalizaron el miércoles con ganancias, que permitieron al S&P 500 consolidar niveles por encima de 4.000 puntos.


Los inversores descontaron unos datos adelantados de actividad económica que se situaron por debajo de lo esperado en noviembre y anticiparon una contracción económica destacada. En positivo, mostraron una desaceleración de las presiones inflacionistas, lo que reforzó la esperanza de los inversores de que la Reserva Federal (Fed) esté cerca de concluir su agresiva política monetaria para contener los precios.

En este sentido, las actas de la última reunión del banco central americano mostraron una posible desaceleración en el ritmo de la subida de tipos de interés, ya que "una mayoría sustancial de los participantes consideró que una desaceleración en el ritmo de subidas probablemente sería apropiada pronto".

"El escenario que están comenzando a descontar los mercados de divisas, de bonos y de acciones occidentales es el de una inflación que comenzará a remitir en breve, mientras que las principales economías desarrolladas entran en recesión, pero en una recesión que será menos profunda de lo esperado", explican desde Link Securities.

"Los bancos centrales, por su parte, comenzará a ralentizar el ritmo de sus alzas de tipos, dando el proceso por acabado a finales del primer trimestre de 2023, mientras se plantean la posibilidad de comenzar a revertir algunas de estas alzas a finales del próximo ejercicio para impulsar de este modo el crecimiento económico. Este escenario, de cumplirse, sí justificaría el comportamiento reciente de todos estos mercados", añaden.

No obstante, añaden que "el mayor riesgo para los mismos es que este escenario no se cumpla y que la inflación se muestre más difícil de combatir y moderar; que los bancos centrales se vean forzados a seguir subiendo sus tasas oficiales hasta niveles actualmente no previstos; y que, por todo ello, la recesión sea más profunda de lo ahora descontado por la mayoría de los inversores. En este caso, las bolsas occidentales es muy probable que vuelvan a testar los mínimos marcados este año".