Logo Bolsamania

Noticias

19/11/2021 11:44:13

Ventas en el euro después de que Lagarde insista en la política acomodaticia del BCE

Caídas para el euro del 0,7% este viernes, tras el discurso de la presidenta del Banco Central Europeo (BCE) en el que ha reconocido que el banco central no tiene indicios sobre “cuándo remitirán los motores de la inflación”, y aún así seguirá con su política ultra laxa en 2022. La moneda comunitaria ha tocado 1,1290 dólares, niveles cercanos a su mínimo de 16 meses del 17 de noviembre, alrededor de 1,1260 dólares.


La moneda comunitaria se había embarcado en un rebote de corto plazo desde este nivel de precios, hasta casi 1,1375 dólares, a causa principalmente de una mayor debilidad del dólar, alimentada por la toma de beneficios. De hecho, algunos analistas se habían apresurado en afirmar que el de hace pocos días sería el mínimo del año.

Sin embargo, la conclusión a la que ha llegado el mercado, tras las palabras de Lagarde, es que el BCE se quedará muy por detrás de sus homólogos, como el Banco de Inglaterra o la Reserva Federal en la normalización de su política para combatir la inflación, lo que ha vuelto a dañar la divisa. “Seguimos confiando en que las presiones inflacionistas se reducirán con el tiempo", ha declarado Lagarde, para justificar que el BCE persista en su postura ultra acomodaticia de cara a 2022.

El BCE no debería endurecer su política, ya que podría ahogar la recuperación, a juicio de la banquera central, quien ha insinuado la posibilidad de seguir comprando bonos el próximo año, incluso cuando el Programa de Compras de Emergencia de la Pandemia (PEPP por sus siglas en inglés) finalice en marzo de 2022.

"Incluso después del esperado fin de la emergencia pandémica, seguirá siendo importante que la política monetaria -incluyendo la calibración adecuada de las compras de activos- apoye la recuperación y el retorno sostenible de la inflación a nuestro objetivo del 2%", ha indicado. El consenso de mercado espera que el banco central adopte otras medidas como ampliar el programa de compras habitual.

“Si el BCE deja de comprar bruscamente, sin haber preparado al mercado como lo ha hecho la Fed en EEUU, la caída de los bonos sería importante, y probablemente habría una corrección de las bolsas europeas”, comenta Víctor Alvargonzález, socio fundador y director de estrategia de Nextep Finance. “Si en EEUU no ha pasado frente al ‘tapering’ es porque la comunicación ha sido excelente, pero si los inversores ‘huelen’ que Lagarde da marcha atrás bruscamente asistiremos a un ‘tonto el último’”.