Logo Bolsamania

Noticias

05/02/2024 12:28:56

"Tres recortes de tipos de la Fed es una noticia terrible en múltiples niveles"

Jerome Powell ha vuelto a lanzar un jarro de agua fría al mercado. Si ya la semana pasada enfrió el ánimo inversor al señalar que era improbable que la Reserva Federal (Fed) acometiese un primer recorte de los tipos de interés en la reunión de marzo, ahora ha ido un paso más allá reafirmando las proyecciones del banco central, que prevé tres recortes de un cuarto de punto este año, frente a los cinco que descuenta el consenso.


"Tres recortes de tipos de la Fed es una noticia terrible en múltiples niveles", comenta Stephen Innes, socio director de SPI Asset Management, tras la entrevista que el presidente de la Fed ha concedido a la CBS, que se emitió este domingo. En ella el banquero central insistió en que el Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) irá con cautela a la hora de bajar tipos, remarcando que probablemente haya menos recortes de los que espera el mercado.

"Definitivamente esto no es música para los oídos del mercado", apunta Innes, que recuerda que el último repunte de las bolsas "fue impulsado principalmente por las perspectivas de recortes agresivos de las tasas en 2024".

Powell mencionó que "casi todos" los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto anticipan que el banco central reducirá las tasas desde su máximo actual de 23 años, en la banda del 5,25%-5,5%, en algún momento durante 2024. Cabe recordar que en diciembre la Fed proyectaba implementar recortes de 75 puntos básicos. Y aunque ahora toca revisar estas estimaciones, el presidente de la Reserva Federal dejó claro este domingo que ningún acontecimiento significativo había provocado cambios sustanciales en la visión de los miembros del FOMC.

Las palabras de Powell, dice Innes, combinadas con un sólido informe de empleo de enero, hacen que "las esperanzas de un ajuste a principios de la primavera hayan pasado de improbables a imposibles".

En Rabobank destacan que aunque el banquero estadounidense "reiteró su señal del miércoles pasado de que un recorte en marzo está prácticamente descartado", también dejó claro que ahora "es una cuestión de cuándo, no de si, los tipos bajan". ¿Será mayo o será junio? Se preguntan los expertos del banco holandés.

"Powell es consciente de que persisten riesgos al alza para la inflación. Un mercado laboral resiliente es un riesgo, pero no el único", dicen estos analistas, que recuerdan la incertidumbre respecto a la cuestión de Oriente Medio. "Hay tantas preguntas como respuestas, pero podemos estar seguros de que las bajadas de tipos están llegando y solo queda ver cuándo y cuántas", dicen.

Destacan también que Powell habla de tres recortes, mientras que el mercado proyecta casi el doble. "Esperemos que no haya bolas curvas del lado de la oferta que conviertan esos tres recortes en nada", añaden.

CAMBIAN LAS PROYECCIONES DEL MERCADO

Michael Hewson, analista jefe de mercado de CMC Markets UK, opina que "incluso si el presidente de la Fed no hubiera echado un jarro de agua fría ante la perspectiva de un recorte de tipos en marzo la semana pasada, las cifras de nóminas del viernes probablemente lo habrían hecho por sí solas". No obstante, expone, Powell reiteró este mensaje de un enfoque cuidadoso ante los recortes de tipos en la entrevista con la CBS.

Las palabras de Powell tras la reunión del FOMC y de este domingo, unido a los datos de empleo, ha llevado al mercado a reconsiderar no solo las proyecciones sobre marzo, sino también la idea de un posible recorte de tipos en mayo, dice Hewson, que explica que los operadores ya "se mueven en línea" con las proyecciones de la Reserva Federal de tres recortes de tipos para 2024.

Una idea sobre la que también inciden los estrategas de Pantheon Macroeconomics: "Los datos de nóminas de enero han acabado con cualquier esperanza persistente de una flexibilización en marzo (no es que tuviéramos ninguna), y los precios de mercado para mayo también han caído", explican.

"Eso es comprensible, dada la magnitud del shock del viernes, pero nos atenemos a nuestra previsión de que la Reserva Federal recortará sus tasas en mayo, tras nuevos buenos datos de inflación y datos de empleo más débiles", proyectan los expertos de la firma británica. Su escenario base es que el crecimiento del empleo en febrero y marzo "será sólido, pero más lento que el de enero". Esperan, por tanto, "cifras mucho más débiles en la primavera, a medida que el efecto retardado del ajuste de la Reserva Federal y la ausencia de más apoyo fiscal incremental expriman gradualmente la demanda laboral".

Como dicen, "a veces suceden cosas extrañas de la nada en los datos, y es inútil tratar de explicar cada giro. Las tendencias son lo que importa", afirman desde Pantheon. "La inflación y el crecimiento de los salarios tienen una tendencia a la baja y la Reserva Federal responderá a su debido tiempo a menos que los datos del mercado laboral de enero demuestren ser indicativos de nuevas tendencias", afirman, aunque creen que eso "es poco probable".

Ipek Ozkardeskaya, analista senior de Swissquote Bank, dice por su parte que "las cifras de empleo parecen excelentes, por decir lo menos, y el crecimiento económico de Estados Unidos sigue sorprendiendo al alza", por lo que "ninguna de estas cifras apunta a una recesión o a la necesidad de que la Reserva Federal comience a recortar las tasas".

"Nada sugiere que la Reserva Federal deba recortar las tasas en marzo, o incluso en mayo", comenta esta experta, que afirma que un recorte en la reunión de marzo "parece una quimera". También señala que la actividad en los futuros de los fondos de la Fed ofrece ahora menos del 20% de posibilidades de que se produzca un recorte de tipos en marzo., una probabilidad que rondaba el 80% a principios de año. Y la posibilidad de un recorte en mayo ha caído a alrededor del 70%, mientras que el mercado estaba valorando un recorte de mayo cercano a casi el 100% antes de los datos de empleo.