Logo Bolsamania

Noticias

15/07/2021 19:15:43

Las tecnológicas chinas cambian sus estrategias para evitar a los reguladores

Los gigantes chinos de la tecnología cambian sus estrategias de negocio y prácticas de trabajo habituales para adelantarse a las medidas de los reguladores de su país, según CNBC. En el último año, el Gobierno del país asiático ha introducido nuevas normas en áreas que van desde el antimonopolio hasta la ciberseguridad.


Ant Group ha sufrido en estos meses estos cambios regulatorios, provocando la retirada de su oferta pública inicial para salir a bolsa por parte delas autoridades hasta que solventaran sus problemas. Su OPV hubiera sido la más grande de la historia.

Asimismo, Alibaba recibió una multa de 2.800 millones por una investigación antimonopolio que concluyó en abril. Las pesquisas se centraron en una práctica que obligaba a los comerciantes a elegir entre su plataforma o la de Tencent para vender sus productos, en vez de elegir ambas.

En este sentido, ambas empresas están estudiando aflojar algunos bloqueos en los productos de cada uno, lo que podría permitir que WeChat sea una opción en los servicios de compra de Alibaba.

También están tratanto de introducir cambios en la antigua práctica de los extenuantes horarios de trabajo conocidos como 996, es decir, de nueve de la mañana a nueve de la noche seis días de la semana.

El martes, Ling Zheguo, miembro del máximo órgano consultivo de China, escribió un artículo criticando esta práctica laboral, según recoge CNBC. Sostiene que la economía debe poner "a las personas en el centro" y no debería vincular "cada beneficio con cada minuto de trabajo. Por lo tanto, el 996 podría tener los días contados.

En este contexto, Tencent ha hecho más cambios en sus líneas de negocio, como el de reforzar el control de los menores que juegan en su plataforma. La normativa china prohibe a los niños el uso de videoconsolas o aplicaciones entre las diez de la noche y las ocho de la mañana. Para evitar que estos cojan cuentas de adultos, la firma exigirá que los usuarios realicen un escaneo de reconocimiento facial para verificar la identidad.