Logo Bolsamania

Noticias

07/10/2021 06:00:00

¿Tarjeta de crédito o de débito? Los bancos se inventan un híbrido para aprovechar el tirón

Llevar varias tarjetas en el monedero puede pasar rápido a la historia. Pagar a crédito o a débito en función del momento con un solo plástico es ya una realidad en varias entidades españolas, que ofrecen a sus clientes una tarjeta mixta, un híbrido entre ambas modalidades que combina sus funciones. Entre los bancos que ya las comercializan se encuentran Bankinter, CaixaBank o EVO.


Permiten pagar las compras al momento, a fin de mes sin intereses o a partir de cuotas mensuales con comisiones o intereses. Y esto, que parece a priori una ventaja, puede convertirse en un quebradero de cabeza para alguno. "Su funcionamiento depende del banco que las comercialice, por lo que antes de usarlas es importante entender cómo funcionan y escoger el método de pago adecuado. Si no lo hacemos, podríamos empezar a financiar compras sin darnos cuenta, creyendo que estamos pagando a débito, con el sobrecoste que eso conllevaría", alertan desde el comparador financiero HelpMyCash.

¿Por qué los bancos están comercializando tarjetas mixtas? Por un lado, son una innovación tecnológica que favorece la imagen de los bancos, pero por otro, permiten a los bancos colocar de forma masiva tarjetas de crédito a sus clientes. "Su estrategia es cobrar comisiones por la de débito y ofrecer gratuitamente únicamente una tarjeta mixta. De esta forma, sus clientes se ven obligados a contratarla para no pagar comisiones. Con esta maniobra, la banca consigue tener más clientes con tarjetas de crédito, lo que multiplica las posibilidades de que alguno acabe financiando una compra, una operación que les permite ganar dinero gracias a los intereses", explican.

La tarjeta mixta de Bankinter, por ejemplo, tiene dos caras, una para pagar a débito y otra para pagar a fin de mes sin intereses o dividir el importe de las compras en cuatro partes pagando una comisión fija mensual de entre 1,5 euros y 12 euros al mes, en función del importe financiado. En este caso, tiene una comisión de emisión y de mantenimiento de 25 euros. La de EVO Banco no tiene ningún coste y su funcionamiento es prácticamente el mismo. Permite pagar las compras al momento o a fin de mes sin intereses o a plazos con intereses.

Por su parte, la que oferta CaixaBank da la posibilidad de pagar a plazos, a fin de mes o liquidar las compras en dos días. Es gratuita el primer año si se solicita por Internet y también los siguientes si se cumplen con las condiciones que exige la entidad, que también da la posibilidad de personalizar el día de pago.