Logo Bolsamania

Noticias

14/09/2022 10:06:31

S&P y Nasdaq: que nadie se alarme tras las fuertes caídas

Que nadie se alarme tras los descensos de ayer porque volvemos a ver más de lo mismo. Cuando el mercado se ha caído y muchos piensan que se va a hundir, comienza la remontada y, tras una buena remontada, tenemos noticias de inflación que se aprovechan para volver a las andadas.


Luego, nuevamente, el mercado baja y baja y tenemos noticias de tipos de interés y el mercado vuelve a remontar. Con ello se monta una rueda en la que estamos metidos estos últimos meses donde, cuando el mercado se cae, nadie quiere comprar, viendo que se van produciendo recuperaciones en escalerilla para posteriormente, cuando aparece el optimismo, se produce una bajada rápida en ascensor.

En un primer gráfico que adjuntamos sobre el SP500 en contado se puede apreciar que nada habría pasado. Todo ello a pesar que, entre los altos y los bajos de la sesión de ayer, el mercado se movió más de un 5%, terminando con caídas del 4%. Sin embargo, viendo el gráfico semanal se puede ver que tampoco es tanto.

grafico1kostarov
Gráfico S&P.

Recuerden que, hasta hace bien poco, cuando el mercado bajaba y bajaba muchos nos comentaban que había comenzado el mercado bajista. El problema es que nos lo contaban cuando ya estábamos bajo los 3.800 y, desde entonces, se puede observar que lo que vino no fueron más caídas, sino recuperaciones hasta los 4.300.

Ahora volvemos a las andadas, de manera que, tras lo de ayer, seguimos dentro del mismo guion.

En el gráfico semanal se puede ver una directriz alcista formada muy clara. Por ello, igual que la semana pasada era clave no perforar a la baja la zona de 3.880-3.900, esta semana estaríamos en el mismo planteamiento.

Mientras, arriba las primeras referencias las marcaremos en un rango de un 1%, siendo un primer nivel a recuperar en los 4.080 y un segundo nivel en 4.120, referencias que se encuentran entre la media del gráfico adjunto y los altos semanales marcados.

Bajo esos niveles de 3.880-3.900 el mercado podría volver a las andadas, debilitándose más y continuando con las bajadas. Ahora bien, si consigue mantener esas referencias sería más de lo mismo, movimientos rápidos con una alta volatilidad donde en 2-3 minutos se pueden ver movimientos muchas veces que no se han visto en 2-3 semanas.

Para observar más claramente la intensidad del movimiento que se produjo ayer tras los datos de inflación, vamos a ver también el gráfico del Futuro del Nasdaq en seguimiento de barras de 90 minutos.

Primero apuntar que las barras verdes nos muestran mercado con fortaleza y subida, mientras que las barras rojas apuntan todo lo contrario, debilidad y posibilidad bajista clara. Viendo lo ocurrido ayer, se puede ver que nuevamente estaría en debilidad a bajo la zona de 12.200.

grafico2kostarov
Gráfico Futuro Nasdaq.

Ayer fue capaz de rondar los 13.000 puntos a primera hora para llegar a caer casi hasta los 12.000 puntos a última hora de mercado. De manera que ya ven que todo ello puede ocurrir en una única sesión. Incluso, como he dicho antes, gran parte de ese movimiento ayer se produjo en simplemente 2 minutos.

Por tanto, que no les cuenten historias de que si tal, que si cual, que si todo está muy mal. Es verdad que no está bien el mercado, es verdad que la economía no está bien, es verdad que vienen curvas muy pero que muy duras, pero también es verdad que de todo eso hay que acordarse cuando el mercado ha subido y ha recuperado, pero no cuando cae de manera vertical en dos minutos, donde la mente se ciega y las máquinas entran a jugar en el terreno que les gusta, sin dar tiempo a la mayoría de jugadores a entrar en la dirección correcta.

Por último viendo referencias en el gráfico, marcaremos zonas de 11.900-12.000 como niveles claves a tener en cuenta ahora en el corto plazo. Bajo esos niveles la presión bajista aumentaría, con posibilidades de ver nuevas caídas en busca de los bajos de junio y julio.

Mientras, por arriba, en caso de recuperar zona de 12.300-12.350, la situación podría comenzar a mejorar, recordando siempre que el futuro de los mercados no se puede definir por lo que ocurra en 2 minutos de pasión, hace falta mucho más.