Logo Bolsamania

Noticias

25/11/2022 13:07:21

Silbert, CEO de DCG (Genesis), anuncia una deuda de 2.000 millones de dólares

El consejero delegado del conglomerado de empresas de criptomonedas Digital Currency Group (DCG), Barry Silbert, ha revelado que la compañía tiene una deuda de 2.000 millones de dólares en un intento de calmar a los accionistas de la firma. “La dirección de Genesis y su consejo de administración han decidido contratar a asesores financieros y jurídicos y la empresa está explorando todas las opciones posibles en medio de las consecuencias de la implosión de FTX”, ha señalado.


En una carta dirigida a los inversores de DCG, Silbert aborda los problemas y el “ruido” que la quiebra de FTX ha supuesto para sus negocios. Los temores de un efecto contagio se han propagado rápidamente en la industria, afectando por igual a grandes y pequeñas firmas: los prestamistas han dejado de conceder préstamos, las retiradas se han vuelto más difíciles y las ‘criptos’ se han hundido. En este contexto, algunos de los negocios más afectados han sido los de DCG, como Genesis y la gestora Grayscale, cuya fuerte interconexión ha hundido el valor del Grayscale Bitcoin Trust (GBTC), el mayor fondo de bitcoin del mundo.

En este sentido, Silbert ha indicado que DCG ha pedido dinero prestado a Genesis “al igual que cientos de empresas de inversión en criptomonedas”. “Estos préstamos siempre se estructuraron en condiciones de igualdad y se cotizaron a los tipos de interés vigentes en el mercado”, ha asegurado. Según ha detallado el CEO, DCG tiene una deuda de 575 millones con Genesis que vence en mayo de 2023 y que se utilizaron para “financiar oportunidades de inversión y recomprar acciones a accionistas que no son empleados”.

“También hay un pagaré de 1.100 millones de dólares que vence en junio de 2032. Aparte de los préstamos interempresariales, la única deuda de DCG es una línea de crédito de 350 millones de un pequeño grupo de prestamistas liderado por Eldridge”, ha detallado. La deuda de 1.100 millones se debe, indica, a que “DCG intervino y asumió ciertos pasivos de Genesis relacionados con la bancarrota de Three Arrows”. “Como se dijo en agosto, debido a que estos son ahora pasivos de DCG, DCG está participando en los procedimientos de liquidación de Three Arrows Capital en el Comité de Acreedores y está persiguiendo todos los recursos disponibles para recuperar los activos en beneficio de los acreedores”, ha añadido.

Silbert ha indicado en la misiva que la suspensión de los reembolsos y las nuevas originaciones de préstamos del brazo prestamista de Genesis se debió a “un problema de liquidez y desajuste de duración” en la cartera de préstamos. Estos problemas, ha explicado, “no tienen ningún impacto en los negocios de negociación al contado y de derivados o de custodia de Genesis, que continúan operando como de costumbre”.

Hemos capeado inviernos anteriores en el sector de las criptomonedas y, aunque este puede parecer más severo, colectivamente saldremos de él más fuertes”, ha sentenciado el CEO de DCG, quien ha señalado que la empresa no tiene en mente hacer una nueva ronda de financiación en el futuro cercano.

CARTA COMPLETA

Estimados accionistas.

Ha habido mucho ruido durante la semana pasada y quiero ponerme en contacto directamente para aclarar cuál es nuestra situación en DCG.

La mayoría de ustedes están al tanto de la situación de Genesis, pero para recapitular por adelantado: Genesis Global Capital, el negocio de préstamos de Genesis, suspendió temporalmente los reembolsos y las nuevas originaciones de préstamos el pasado miércoles 16 de noviembre, después de que la agitación del mercado provocara solicitudes de retirada sin precedentes. Se trata de un problema de liquidez y desajuste de duración en la cartera de préstamos de Genesis. Es importante destacar que estos problemas no tienen ningún impacto en los negocios de negociación al contado y de derivados o de custodia de Genesis, que continúan operando como de costumbre. La dirección de Genesis y su consejo de administración han decidido contratar a asesores financieros y jurídicos y la empresa está explorando todas las opciones posibles en medio de las consecuencias de la implosión de FTX.

En los últimos días se ha hablado de los préstamos interempresariales entre Genesis Global Capital y DCG. Para aquellos que no lo sepan, en el curso ordinario de los negocios, DCG ha pedido dinero prestado a Genesis Global Capital, al igual que cientos de empresas de inversión en criptomonedas. Estos préstamos siempre se estructuraron en condiciones de igualdad y se cotizaron a los tipos de interés vigentes en el mercado. Actualmente, DCG tiene un pasivo con Genesis Global Capital de ~575 millones de dólares, que vence en mayo de 2023. Estos préstamos se utilizaron para financiar oportunidades de inversión y para recomprar acciones de DCG a accionistas que no son empleados en transacciones secundarias previamente destacadas en las actualizaciones trimestrales de los accionistas. Y hasta el día de hoy, nunca he vendido una acción de DCG.

También pueden recordar que hay un pagaré de 1.100 millones de dólares que vence en junio de 2032. Como compartimos en nuestra anterior carta a los accionistas en agosto de 2022, DCG intervino y asumió ciertos pasivos de Genesis relacionados con la bancarrota de Three Arrows Capital. Como se dijo en agosto, debido a que estos son ahora pasivos de DCG, DCG está participando en los procedimientos de liquidación de Three Arrows Capital en el Comité de Acreedores y está persiguiendo todos los recursos disponibles para recuperar los activos en beneficio de los acreedores. Aparte de los préstamos interempresariales de Genesis Global Capital que vencen en mayo de 2023 y el pagaré a largo plazo, la única deuda de DCG es una línea de crédito de 350 millones de dólares de un pequeño grupo de prestamistas liderado por Eldridge.

Dando un paso atrás, permítanme ser muy claro: DCG seguirá siendo un líder de la industria y estamos comprometidos con nuestra misión a largo plazo de acelerar el desarrollo de un mejor sistema financiero. Hemos capeado inviernos anteriores en el sector de las criptomonedas y, aunque este puede parecer más severo, colectivamente saldremos de él más fuertes. DCG sólo ha recaudado 25 millones de dólares en capital primario y estamos a punto de conseguir 800 millones de dólares en ingresos este año.

Compré mi primer bitcoin hace una década, en 2012, y tomé la decisión de comprometerme con esta industria a largo plazo. En 2013, fundamos la primera empresa de comercio de BTC -Genesis- y el primer fondo de BTC, que evolucionó hasta convertirse en Grayscale, ahora la mayor gestora de activos de divisas digitales del mundo. Foundry gestiona el mayor ‘pool’ de minería de bitcoins del mundo y está construyendo la infraestructura descentralizada del mañana. ‘CoinDesk’ es la principal empresa de medios de comunicación, datos y eventos del sector y han realizado un trabajo fenomenal para cubrir este criptoinvierno. Luno es uno de los monederos de criptomonedas más populares del mundo y es un líder de la industria en los mercados emergentes. TradeBlock está construyendo una plataforma de comercio institucional sin fisuras y, como nueva filial, HQ está estableciendo una plataforma de gestión de vida y riqueza para los empresarios de activos digitales. Cada una de estas filiales es un negocio independiente que se gestiona de forma autónoma y que funciona con normalidad. Por último, con una cartera de más de 200 empresas y fondos, a menudo somos el primer control para los mejores fundadores del sector.

Agradecemos las palabras de ánimo y apoyo, así como las ofertas para invertir en DCG. Les haremos saber si decidimos hacer una ronda de financiación.

A pesar de las difíciles condiciones de la industria, estoy tan entusiasmado como siempre con el potencial de las criptomonedas y la tecnología blockchain en las próximas décadas, y DCG está decidida a permanecer en la vanguardia.

Barry