Logo Bolsamania

Noticias

23/02/2021 06:00:00

¿Y si hay más cierres o las restricciones se alargan? Este será el golpe exacto para el PIB

La tercera ola de contagios de Covid-19 que ha asolado Europa parece estar remitiendo. No obstante, la nota más repetida en el Viejo Continente sigue siendo la prudencia. Algunas restricciones empiezan a levantarse poco a poco, aunque la mayoría aún se mantienen, sobre todo porque el ritmo de vacunación no es tan acelerado como debería. El problema es que las infecciones siguen siendo numerosas, y por eso los expertos no descartan que los cierres puedan extenderse en el tiempo más de lo previsto, hasta bien entrada la primavera. Si eso ocurre, ¿cómo afectaría al PIB?


Las advertencias sobre una recuperación más lenta de lo esperado en la zona euro no se han hecho esperar, y, de hecho, llevan días oyéndose. En Berenberg han cifrado con detalle cómo sufriría la economía si no se cumple el pronóstico de una primavera con un levantamiento generalizado de las restricciones. "Es probable que haya que prolongar los cierres en muchos países y que se refuercen en otros", dicen los analistas de la firma germana, que cuantifican el golpe exacto al Producto Interior Bruto si se cumplen los peores pronósticos.

"Como regla general, las actuales medidas de bloqueo probablemente mantienen la actividad económica de la zona euro un 6% por debajo de lo normal", afirman. Pero no se quedan ahí, ya que calculan que "una prórroga de un mes más allá de mediados de marzo, que hasta ahora es nuestra hipótesis de base para el inicio de una cierta flexibilización, reduciría el crecimiento medio anual del PIB en aproximadamente 0,5 puntos porcentuales".

Es decir, que el repunte económico se quedaría en el 3,6%, en lugar del 4,1% que Berenberg estima para la Eurozona en este 2021. Además, estos expertos creen que los efectos irían más allá, ya que el crecimiento en 2022, que en principio se espera mucho más robusto, se quedaría "en una magnitud similar" a la del presente ejercicio.

Son cálculos de los expertos de esta firma, que no obstante también dicen que "sigue siendo una incógnita si el repunte económico se retrasará o no de forma significativa", ya que entran en juego muchos factores. No solo los cierres y restricciones, sino también el ritmo de vacunación y la posible reducción de los contagios.

UNA PRIMAVERA CLAVE

Asimismo, en Berenberg creen que la primavera puede ser clave. Reino Unido, Irlanda, España y Portugal han demostrado que "unas restricciones bien calibradas pueden contener el aumento de las infecciones", incluso con las nuevas variantes de coronavirus. Por eso, ahora que se acerca la primavera, "con suerte, un tiempo más cálido y soleado y el inicio de la temporada de actividades al aire libre frenarán la propagación de las nuevas variantes del virus de forma significativa, como ocurre con otros virus respiratorios estacionales".

Como dice la firma alemana, "si se produce un efecto estacional positivo durante marzo y, sobre todo, abril, es posible que los cierres tengan que ampliarse o reforzarse solo un poco más allá" de las hipótesis actuales en la zona euro. Y si ocurre así, se podrán mantener las previsiones actuales, aunque podría ser necesario hacer "algunos ajustes habituales en respuesta a las revisiones o sorpresas de los datos retrospectivos".

"Mantenemos nuestra opinión de que la economía de la Eurozona probablemente volverá a su PIB anterior a la pandemia en el segundo trimestre de 2022, en línea con el Reino Unido, pero muy por detrás de Estados Unidos", confirman los analistas de Berenberg, que basan sus previsiones en un "supuesto clave: para el otoño de 2021, las vacunaciones habrán progresado lo suficiente -y serán lo suficientemente eficaces- para evitar una nueva oleada importante en el hemisferio norte que obligaría a los países a volver a cerrar seriamente". Y es que, hasta ahora, los resultados de la vacunación en los países que han tomado la delantera en la vacunación parecen ser alentadores, como es el caso de Israel.