Logo Bolsamania

Noticias

05/10/2021 09:46:24

El sector servicios español sigue fuerte pese a perder impulso en septiembre, según PMI

La actividad del sector servicios de España siguió expandiéndose con fuerza en septiembre. Sin embargo, los ritmos de crecimiento fueron en general más bajos que en agosto. Se siguieron creando puestos de trabajo, mientras que la confianza en el futuro se mantuvo alta, ya que las empresas esperan que la pandemia llegue a su fin.


La actividad se vio respaldada por los continuos incrementos de los nuevos pedidos y el aumento de las cargas de trabajo, mientras las presiones inflacionistas y las limitaciones de la oferta tuvieron un impacto negativo. Los gastos operativos aumentaron a la tasa más fuerte desde el verano de 2008 y las tarifas cobradas subieron a un ritmo más intenso.

Así, el Índice PMI de Actividad Comercial ajustado estacionalmente, elaborado por la consultora Markit y publicado este martes, registró 56,9 en septiembre, una lectura inferior a la de agosto (60,1) y la más baja desde abril pasado, señalando un ritmo de crecimiento más lento.

No obstante, la actividad ha aumentado por sexto mes consecutivo y las empresas han vuelto a vincular el incremento de la actividad al aumento de las cargas de trabajo en sus unidades. La recuperación desde lo peor de la pandemia siguió impulsando niveles más altos de demanda, subrayado por otro mes de aumento de ventas, aunque el crecimiento, como el de la actividad, se redujo hasta su nivel más bajo en cinco meses. La demanda internacional, que se mide por los datos de los nuevos pedidos procedentes de clientes del exterior, se mantuvo moderada según los encuestados, aumentando solo modestamente en general en septiembre.

A pesar de ello, las empresas tuvieron dificultades para mantenerse al día con las cargas de trabajo en general, registrando una acumulación de los pedidos pendientes por sexto mes consecutivo. El crecimiento fue sólido, aunque se redujo hasta su nivel más bajo en los últimos cinco meses.

Como respuesta, los niveles de empleo continuaron aumentando, pero también en línea con otros datos de la encuesta, a la tasa más débil desde abril pasado. La leve creación de empleo reflejó los esfuerzos para ampliar la capacidad y poner al día los pedidos por completar, aunque se informó de que no se reemplazaron las bajas voluntarias. El aumento de los costes laborales se encuentra entre una plétora de factores que, según las empresas encuestadas, están impulsando los costes operativos en general en septiembre.

También se informó que los servicios públicos, el combustible y los servicios de transporte subieron de precio desde el mes anterior y se comentó que la escasez de oferta impulsó la inflación (mencionándose que este fue uno de los factores que limitó el crecimiento de la actividad en septiembre). En general, los costes de los insumos aumentaron a la tasa más fuerte registrada por el estudio desde julio de 2008. En respuesta, las tarifas cobradas subieron marcadamente, y algunos encuestados indicaron que la magnitud del aumento de los gastos operativos no les dejó otra opción que aumentar sus tarifas. Los últimos datos mostraron que los precios subieron a un ritmo sólido, que de todos modos se mantuvo por debajo de la máxima de varios años registrada en junio pasado.

Por último, las empresas se mantuvieron altamente positivas de que la actividad aumentará durante los próximos doce meses. El repetido éxito de los programas de vacunación y el crecimiento económico reciente conllevaron a que las empresas muestren confianza en que los impactos económicos negativos de la pandemia continúen disipándose y respalden un nuevo crecimiento. También se mencionaron los lanzamientos de nuevos productos y nuevas actividades comerciales como razones para mantenerse positivos.

SECTOR PRIVADO

Por su parte, la actividad del sector privado volvió a crecer en septiembre, aumentando fuertemente al final del tercer trimestre. No obstante, el crecimiento se atenuó hasta su nivel más bajo desde abril pasado, tal y como lo indica el Índice PMI Compuesto de Actividad Total ajustado estacionalmente, que cayó hasta 57 en septiembre, desde 60,6 registrado en el mes anterior.

Según los últimos datos, los ritmos de crecimiento fueron más lentos tanto en el sector manufacturero como en el de servicios, en medio de informes, especialmente entre los productores, de que las limitaciones de la oferta están afectando la capacidad de producción. Dichos desafíos con el abastecimiento y las entregas de materiales se observaron de nuevo ampliamente en los datos de los precios. Impulsada principalmente por el sector manufacturero, la inflación general de los precios de los insumos se aceleró hasta su tasa más alta jamás registrada. Los encuestados del sector privado informaron que el coste de los servicios públicos, el combustible, el transporte y las materias primas clave está aumentado.

Más positivo fue el nuevo aumento del empleo, aunque el crecimiento se redujo hasta alcanzar un nivel modesto. La creación de empleo aumentó en respuesta a las limitaciones de la capacidad, tal y como lo indica un nuevo aumento de la acumulación de pedidos pendientes de realización. Mientras tanto, la confianza sobre el futuro se fortaleció hasta su máxima de tres meses a medida que las empresas esperan el fin de la pandemia y de sus efectos negativos asociados en la actividad económica.

Desde Markit destacan que "la economía del sector servicios español perdió impulso en septiembre, pero el crecimiento se mantuvo a un ritmo decente, ya que la recuperación y el regreso gradual a una cierta normalidad continúan tras haber pasado lo peor de la pandemia de la COVID-19".

"A medida que avanzamos más allá de esta fuerte fase inicial de reapertura y recuperación, tal vez sea de esperar una desaceleración, aunque algunos informes de desafíos en el abastecimiento de productos significan que el sector no es completamente inmune a los desafíos extremos de suministro que caracterizan a la economía manufacturera en este momento. De hecho, las presiones de los precios en el sector servicios también están aumentando considerablemente, habiendo informes generalizados de que el combustible, los servicios públicos y el transporte se han encarecido en septiembre", añaden.

Consideran también que, "hasta ahora, la repercusión se ha limitado hasta cierto punto, pero claramente después de 18 meses tan difíciles, las empresas podrían estar dispuestas a impulsar nuevas subidas de precios en los próximos meses".