Logo Bolsamania

Noticias

01/02/2024 17:26:21

El sector manufacturero de EEUU mejora en enero pero vuelve a contraerse

El sector manufacturero de EEUU mejoró su situación en enero, aunque volvió a contraerse por decimoquinto mes consecutivo, como muestra el índice PMI que elabora el Institute for Supply Management (ISM), que ha mejorado hasta los 49,1 puntos, después de anotarse una subida de 2 puntos que no le permite abandonar el territorio contractivo. Esta caída continuada en las condiciones del sector se produce después de un periodo de crecimiento de 28 meses.


El índice de nuevos pedidos subió 5,5 puntos en el mes, y entró en territorio de expansión con 52,5 puntos, mientras que el indicador de producción trepó hasta los 50,4 puntos. Por su parte, el índice de precios escaló hasta los 52,9 puntos, lo que supone un repunte de 7,7 puntos en relación al nivel de diciembre.

Además, el índice de empleo empeoró ligeramente y se mantiene en fase contractiva, al registrar 47,1 puntos, 0,4 puntos menos que en la lectura de diciembre. Por su parte, los pedidos de exportación se mantienen en terreno recesivo en el mes, mientras que los de importación entraron en terreno expansivo, al registrar 50,1 unidades.

Timothy R. Fiore, presidente del Comité de Encuesta de Negocios de Manufactura del ISM, destaca que "el sector manufacturero estadounidense siguió contrayéndose, aunque a un ritmo marginal en comparación con diciembre. La demanda mejoró moderadamente, la producción se mantuvo estable y los insumos son acomodaticios".

"La demanda sigue siendo débil pero muestra signos de mejora, y la ejecución de la producción es estable en comparación con diciembre, ya que las empresas de los panelistas continúan gestionando la producción, los insumos materiales y los costos laborales", agrega.

Los analistas de Pantheon Marcoeconomics destacan que "el salto en el índice de precios, de 45,2 a 52,9, generará titulares sobre un renovado riesgo de inflación, pero este índice simplemente sigue la tendencia de los precios de las materias primas".

"El segundo aumento consecutivo del índice general lo deja en su nivel más alto desde octubre de 2022, y contrasta marcadamente con el amplio deterioro de las encuestas manufactureras regionales de la Fed correspondientes a enero", detallan.

EL PMI DE S&P GLOBAL

Este jueves se ha publicado también el índice PMI que elabora para el sector S&P Global, y que ha ascendido hasta los 50,7 puntos en enero, desde los 47,9 registrados en diciembre, por lo que entra en terreno expansivo. La agencia subraya que "el primer mes de 2024 vio una mejora en la salud del sector manufacturero estadounidense por primera vez desde abril de 2023".

Según los informes, la producción se vio obstaculizada por "una nueva disminución en el desempeño de los proveedores y entregas de insumos más largas". Además, se registró una subida en los costos de transporte que impulsaron los precios de los insumos al alza en el mes, y la inflación de costos alcanzó un máximo de nueve meses. En respuesta, "las empresas aumentaron sus precios de venta al ritmo más rápido desde abril de 2023".

Además, el sector adoptó una visión más optimista sobre el contexto económico, ya que "un crecimiento de nuevos pedidos y mayores expectativas de producción para el próximo año impulsaron a las empresas a contratar trabajadores, y el empleo subió por primera vez desde septiembre del año pasado".

Chris Williamson, economista jefe de negocios de S&P Global, destaca que "el optimismo empresarial sobre el próximo año ha subido a su nivel más alto desde principios de 2022 gracias a un salto en la demanda".

"Las noticias más brillantes se ven atenuadas por señales de que los costos de fábrica aumentan debido a los retrasos en el suministro, con mayores precios de entrega a menudo relacionados con condiciones climáticas adversas y recientes perturbaciones en el transporte marítimo mundial", concluye.


BOLSA y MERCADOS





Empresas
Empresas

JP Morgan y RBC apuestan por Repsol: "Es demasiado buena para ignorarla"

  • Empresas - 26/02/2024 09:14

Era uno de los eventos más esperados de la semana y cumplió con creces. Este jueves, Repsol presentó los resultados del cuarto trimestre y del ejercicio fiscal 2023, un período que se saldó con una reducción del 25% del beneficio, pero en el que el foco de los inversores estaba puesto en más cosas que las cifras de la cotizada. Y es que los analistas estaban muy pendientes de la actualización del Plan Estratégico de la compañía hasta 2027 y de la mejora de la rentabilidad al accionista, dos campos en los que la petrolera española ha cumplido con nota para JP Morgan y para RBC.