Logo Bolsamania

Noticias

02/12/2019 10:25:30

El sector manufacturero español mejora pero sigue en contracción por las incertidumbres

El sector manufacturero español continuó contrayéndose en noviembre debido a las incertidumbres políticas y económicas, según el índice PMI publicado este lunes. La caída más fuerte en las exportaciones provocó que la producción y los nuevos pedidos disminuyeran notablemente, aunque a un ritmo más lento que en octubre.


En el penúltimo mes del año, el PMI del sector manufacturero español ajustado estacionalmente, elaborado por la consultora Markit, se situó en 47,5, aumentando desde el nivel 46,8 registrado en octubre. No obstante, a pesar de esta mejora relativa, el índice registró un deterioro de las condiciones operativas por sexto mes consecutivo al situarse por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

En cuanto al empleo, se registraron recortes ya que persistieron evidencias de capacidad disponible, mientras que las empresas volvieron a expresar decepción en su evaluación de las perspectivas futuras. En cuanto a los precios, las empresas se beneficiaron de la reducción de los costes de los insumos, aunque las fuertes presiones competitivas hicieron que los precios cobrados se redujeran por tercer mes consecutivo.

La demanda procedente de los principales mercados europeos fue especialmente débil

Los encuestados comentaron de manera general la continua paralización de los mercados de bienes, tanto en el país como en el extranjero. Se informó que el gasto del consumidor y el gasto de capital entre los clientes se vieron afectados por la persistente incertidumbre con respecto al panorama político y económico actual en España, en toda Europa y en el mundo en general.

Dichos problemas se manifestaron en los últimos datos de los nuevos pedidos y de la producción. Ambos índices permanecieron firmemente dentro del territorio negativo, aunque los ritmos de declive fueron más débiles que en los últimos meses. También se comentó que los nuevos pedidos procedentes del extranjero disminuyeron y la caída neta se mantuvo cerca del récord de siete años registrado en septiembre pasado. Se observó que la demanda procedente de los principales mercados europeos fue especialmente débil en el último período de la encuesta.

Por su parte, las incertidumbres influyeron en las propias opiniones de los encuestados sobre el futuro. Así, la confianza empresarial, a pesar de haber aumentado hasta máximos de tres meses, se mantuvo históricamente baja en noviembre, y la reciente debilidad de la producción y los nuevos pedidos perjudicó el sentimiento.

Desde Markit comentan que, "si bien la mejora relativa del índice PMI de este mes aumenta las esperanzas de que lo peor de la desaceleración industrial está pasando, el sector sigue siendo un lastre notable para la economía española y se espera que tenga un impacto en las cifras del PIB para el cuarto trimestre".

"Las empresas informaron que se están enfrentando a mercados de bienes caracterizados por la indecisión de los clientes y la incertidumbre en general, y el impacto neto es la disminución constante de la demanda, tanto de fuentes nacionales como internacionales. Esta coyuntura está teniendo un inevitable efecto en los recortes de las empresas, y los respectivos índices de empleo, de compras y de stocks se encuentran dentro de territorio de contracción en noviembre", añaden.