Logo Bolsamania

Noticias

14/01/2020 16:25:11

Sánchez se compromete con el PNV a fusionar BBVA y Bankia con Goiri al frente

Pedro Sánchez se ha comprometido con el PNV a empujar una fusión entre BBVA y Bankia con José Ignacio Goirigolzarri al frente, tal como le exigió el partido nacionalista en verano, según adelantó Bolsamanía. El PNV ha fiado su "sí" a Sánchez a una sola carta: ha renunciado a otras peticiones en la investidura del socialista como presidente del Gobierno a cambio de devolver a Bilbao la sede social del banco, mudar allí algunas de sus principales áreas operativas y que el clan de Neguri recupere parte de su antiguo poder, según fuentes al tanto de las negociaciones.


El compromiso al que han llegado Sánchez y el PNV no está por escrito. Ha sido acordado verbalmente y no se ha incluido en el documento del pacto de investidura entre el PSOE y los nacionalistas. Como adelantó Bolsamanía el pasado julio, el PNV pretende aprovechar la debilidad del banco azul, acuciado por el caso Villarejo, para fusionarlo con Bankia -donde el Estado es dueño de más de un 60% a través del FROB- con Goirigolzarri de presidente. Una salida para sendos bancos que contentaría al Gobierno, al Banco de España, al BCE y a Bankia, aunque no así a los gestores de BBVA, como es lógico.

Un portavoz oficial del PNV niega que exista este compromiso y asegura que por eso no figura en el acuerdo, "que es público". Ni BBVA ni Bankia han hecho comentarios a esta información, al igual que un portavoz de Moncloa.

A pesar de que Goirigolzarri no es nacionalista, su perfil gusta al PNV. Trabajó para el BBVA desde 1977 hasta 2009. Fue director general del BBV y miembro del comité de dirección de la entidad. Tras la fusión con Argentaria, fue responsable de banca minorista y su consejero delegado. Fue despedido por Francisco González, el enemigo íntimo de los Neguris, en 2009 tras atreverse a postularse como su sucesor en la presidencia. En 2012, salió de su prejubilación para ser presidente de Bankia y de BFA.

EN MANOS DEL CASO VILLAREJO

El cumplimiento de este acuerdo no será tarea fácil porque el Estado no tiene capacidad para nombrar al presidente de una empresa privada ni forzar su fusión con otra, por muy nacionalizada y de capital público que sea. Pero Sánchez ha dado su palabra de empujar la fusión. Aun así, algunos pesos pesados del PNV desconfían del nuevo presidente del Gobierno: “Sánchez es experto en no cumplir su palabra, ni siquiera con los suyos”, recelan, según las fuentes citadas.

Otro escollo es la oposición interna de BBVA. Su consejo de administración sigue compuesto por afines a Francisco González y cualquier movimiento corporativo depende de que la causa judicial contra éste y el banco doblegue al consejo. El BCE también tendría que dar su visto bueno, pero su postura es favorable a la operación, según todas las fuentes.

EL BBVA, COMO IBERDROLA

Para el PNV, lo ideal sería que el BBVA tuviera un régimen similar al que tiene Iberdrola. Ambas cotizadas tienen la sede social en Bilbao, pero Iberdrola está mucho más arraigada en el País Vasco que BBVA. La primera tiene algunos equipos directivos importantes en la plaza bilbaína, así como una parte operativa del negocio, mientras que la segunda tiene toda su estructura en Madrid.

El clan de Neguri está empeñado en asaltar el BBVA y recuperar el poder que perdió a manos de González con el escándalo de las cuentas de Jersey en diciembre de 2001. Pero sus planes pasan por que la Audiencia Nacional impute al consejo del banco por el caso de las escuchas ilegales. De momento, están imputados Francisco González, expresidente del banco; el propio banco como entidad jurídica; y más de una docena de directivos y exdirectivos de la entidad. Se les acusa de delitos de cohecho, revelación de secretos y corrupción, .