Logo Bolsamania

Noticias

13/06/2022 17:15:56

El rendimiento del bono español se acerca al 3% y la prima de riesgo sube a 130 puntos

El rendimiento del bono español a diez años se acerca al 3% y la prima de riesgo sube a 130 puntos, un nivel que no tocaba desde mayo de 2020.


En concreto, la rentabilidad del bono español con vencimiento a diez años se situaba en el 2,978%, frente al 1,569% del bund alemán.

"Vuelven las dudas en Europa sobre los bonos periféricos", señalan en IG. La prima de riesgo de Grecia se colocaba en los 285,8 puntos, la de Italia en los 239,7 y la de Portugal en los 131,6. De los denominados PIIGS en la última crisis de deuda, Irlanda ya no está dentro de los países derrochadores y tras un cambio completo en sus políticas en los últimos años, mejorando su situación financiera ahora la prima de riesgo se sitúa en los 68,9 puntos.

En la última reunión del Banco Central Europeo (BCE), la semana pasada, el organismo confirmó el final de la compra de bonos para este mismo mes de junio y anunció una subida de 25 puntos básicos para la reunión de julio. Además, advirtió que, si la inflación persiste o sigue en aumento está dispuesto a realizar aumentos mayores, dejando la puerta abierta a una subida de 50 puntos básico en septiembre. También se espera que la tasa de depósito vuelva al 0% al final del tercer trimestre desde el -0,5% actual.

"Lagarde reiteró la disposición del BCE para abordar cualquier posible pánico en el mercado de bonos a medida que aumentan los costos de endeudamiento, aunque no ofreció detalles sobre cómo reaccionaría exactamente los formuladores de políticas en tal escenario. La creciente incertidumbre sobre las perspectivas de inflación y crecimiento hace que no puedan dar más orientación", apuntan en XTB.

"Si bien los inversores tenían asumido que el BCE daría por finalizado su programa de compra de bonos a finales del presente mes y que comenzaría a subir sus tipos de interés de referencia tan pronto como en julio para intentar contener la inflación, también esperaban que la institución y su presidenta, Christine Lagarde, hicieran un guiño a los inversores, explicando cómo pretenden afrontar lo que se ha venido denominando últimamente como "la fragmentación" de la Eurozona, proceso por el que los países con mayores desequilibrios -grandes déficits y mucha deuda-, entre ellos España, verán incrementarse las tasas de sus bonos así como sus primas de riesgo, encareciendo y, por ello, dificultando, la financiación de sus déficits en los mercados, una vez comenzado el proceso de retirada de estímulos monetarios por parte del banco central", comentan Link Securities.