Logo Bolsamania

Noticias

29/07/2022 10:00:56

Prosegur gana más entre enero y junio de 2022, hasta 31 millones de euros

Prosegur ha cerrado el primer semestre de 2022 con un aumento del beneficio hasta los 31 millones de euros, un 18,5% más que entre enero y junio del año pasado cuando las ganancias fueron de 26 millones. En el trimestre, la compañía ha duplicado su beneficio (+115,6%) y ha ganado 21 millones de euros.


Prosegur ha cerrado el primer semestre de 2022 con un aumento del beneficio hasta los 31 millones de euros, un 18,5% más que entre enero y junio del año pasado cuando las ganancias fueron de 26 millones. En el trimestre, la compañía ha duplicado su beneficio (+115,6%) y ha ganado 21 millones de euros.

Tras conocerse estos resultados, las acciones de Prosegur repuntan con fuerza en el mercado español, por encima del 2,9%. En lo que va de año, en cambio, han perdido casi un 26%.

Los ingresos, por su parte, han ascendido a 2.002 millones en el período, un 22,3% más, frente a los 1.637 millones conseguidos en los primeros seis meses de 2021. La evolución positiva de las ventas, además, se ha visto acompañada por un entorno macroeconómico más favorable y la estabilidad en los tipos de cambio, explican desde la compañía.

Asimismo, los ingresos han mejorado en todas las áreas geográficas en las que opera el grupo. Así, en España ha conseguido 748 millones (+8%), mientras que en Iberoamérica las ventas han sido de 1.025 millones (+32,3%) y en el resto del mundo, de 229 millones (+34,8%).

El resultado bruto de explotación (EBITDA) ha repuntado un 27%, hasta 218 millones frente a los 171 con los que cerró junio de 2021. El margen EBITDA, por su parte, repuntó hasta el 6,5%.

Prosegur ha generado un flujo de caja de 44 millones, corrigiendo la desviación estacional del primer trimestre de 2022 y en línea con la obtenida en el mismo período de 2021.

Por otro lado, la deuda financiera neta se sitúa en los 1.114 millones de euros, con un coste medio del 1,5% y un nivel de endeudamiento en una ratio de 2,3 veces la deuda financiera neta sobre el EBITDA.