Logo Bolsamania

Noticias

10/06/2022 07:17:07

Presión bajista para el euro a medio plazo tras la decisión de tipos del BCE

Movimiento de ida y vuelta para el euro durante la decisión de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) y la posterior rueda de prensa de la presidenta del organismo Christine Lagarde. Si bien la moneda europea ha subido en primera instancia hasta máximos intradía y del mes de junio en 1,0770 dólares, después ha caído por debajo de 1,07, y ha cerrado el día por debajo de 1,0610 dólares. Este viernes cotiza alrededor de 1,0630 dólares.


La moneda comunitaria ha perdido el soporte en 1,0640 dólares y Michael Hewson, jefe de análisis de CMC Markets, prevé caídas hasta los 1,0530 dólares.

Tras la decisión del BCE de reafirmar una subida de 25 puntos básicos en julio y reconocer un escenario probable de subida de 50 puntos básicos en septiembre, "creemos que la relación riesgo/recompensa se ha desplazado a la baja para el euro/dólar", dicen los expertos de TD Securuties.

Sólo quedan 4 reuniones este año y el BCE ya se ha precomprometido a hacer 25bp y 50bp para la mitad de ellas. La curva refleja actualmente 140 puntos básicos de ajuste para finales de año, "lo que deja una opción limitada a partir de ahí", explican. Por lo tanto, "a menos que el BCE se comprometa a realizar una subida de 75 puntos básicos este año (muy improbable) o se comprometa a realizar dos subidas más de 50 puntos básicos (lo que puede ser difícil de emplear ya que la guerra en Ucrania se prolonga y crea más condiciones macroeconómicas adversas para la zona euro)", los expertos creen que las condiciones serán adversas para el euro.

"Desde el punto de vista táctico, vemos crecientes indicios de un contexto de riesgo en las próximas semanas, a medida que los tipos reales de EEUU y las correlaciones de la renta variable disminuyen aún más y el dólar se desprende del rendimiento relativo de la renta variable estadounidense", agregan. "Este es un entorno en el que podría haber una mayor resistencia del dólar a muy corto plazo, especialmente si el IPC básico estadounidense sorprende al alza", concluyen.

Stephen Innes, analista de SPI Asset Management, indica que "el mensaje del BCE fue claro al dejar la puerta abierta a subidas más amplias debido a la preocupación por el crecimiento salarial y a la admisión de una previsión errónea. Pero lo más importante es que la tan cacareada herramienta de control de los diferenciales no era más que palabrería". Al fin y al cabo, agrega, "cualquier programa de compras habría sido difícil de justificar en el contexto de la salida del APP y de los tipos negativos, y las reinversiones del PEPP simplemente no servirán".