Logo Bolsamania

Noticias

17/01/2023 11:26:57

Cómo preparar tu coche para el temporal de nieve y frío que ha puesto a España en alerta

Los meses más fríos del invierno traen consigo condiciones climatológicas que ponen a prueba tanto a los vehículos como a sus conductores. La lluvia y la nieve pueden generar situaciones complejas de manejar en carretera, ocasionando que el pavimento esté deslizante o, en ocasiones en las que caen grandes nevadas, hacen imposible la conducción. Por esta razón, y con motivo de la ola de frío que va a cruzar España en los próximos días, sigue estos sencillos consejos para que no tengas problemas con tu coche y recuerda, antes de todo, verificar los sistemas de señalización en carretera.


El equipo de profesionales de Oscaro, la plataforma de venta de recambios online, ofrece consejos para que la nieve no te pille desprevenido y sepas cómo actuar si te encuentras con ella.

Antes de comenzar a rodar hay que asegurarse de que todos los componentes del coche estén preparados para la travesía. En primer lugar, se han de verificar los sistemas de señalización en carretera ya que, en caso de tener que realizar una parada para la instalación de cadenas, los necesitaremos. También debemos equipar nuestro maletero por si la nevada impide avanzar con un kit anti nieve. En cuanto a aspectos mecánicos, es clave revisar tanto el nivel del líquido anticongelante, ya que garantizará que tu coche aguante por debajo de varios grados bajo cero (este líquido también es muy útil para usarlo en el caso de que se congelen los parabrisas) como el nivel del filtro de aceite para asegurar que todos los componentes del motor funcionan perfectamente incluso con bajas temperaturas.

En la carretera, cuando las temperaturas comiencen a descender, la conducción preventiva será vital para llegar a destino sin ningún contratiempo. Hay algunos detalles a tener en cuenta en todo momento, como aumentar las distancias de seguridad por encima de lo que lo haríamos normalmente, reducir el cambio de marchas al mínimo y priorizar las marchas largas para que el riesgo de pérdida de adherencia sea menor y, por último, utilizar el pedal de freno sin llegar a pisarlo a fondo, sino dosificándolo e incluso priorizando el freno de motor. En el caso del uso del volante pasa lo mismo, se deben evitar los golpes de dirección y que primen los movimientos sutiles para evitar el subviraje.

Al llegar a tu destino, lo primero en lo que hay que prestar atención al quitarnos el cinturón y sacar la llave del contacto es en no tensar el freno de mano al máximo ya que, si la temperatura cae varios grados y este se congela, bajarlo costará mucho más. De la misma manera, para asegurar que el vehículo no se mueva en caso de fallo del freno de mano, también se aconseja dejar una marcha engranada. Otro de los detalles que se han de tener en cuenta si aparcamos en un lugar en el que las temperaturas son muy bajas, o incluso donde está nevando, es dejar alzados los limpiaparabrisas para que no se congelen. Siguiendo estos consejos, cuando vuelvas a por tu vehículo la tarea de arrancar y ponerte otra vez en marcha será mucho más sencilla.