Logo Bolsamania

Noticias

06/06/2024 10:16:06

¿Hay que preocuparse por India? Las caídas tras las elecciones son una oportunidad

Narendra Modi, el actual primer ministro indio y candidato en las elecciones presidenciales de este año, no ha obtenido mayoría, tal y como se esperaba. Esto ha provocado fuertes caídas en la Bolsa india y que la rupia se haya resentido. Estas son las ideas principales de lo que ha pasado en India desde comienzos de semana, cuando se conocieron los resultados de las elecciones (primero en forma de encuestas a pie de urna y luego con los datos oficiales).

¿Hay que preocuparse por India? Las caídas tras las elecciones son una oportunidad

La pregunta que cabe hacerse ahora es si India, que desde que arrancó el año aparece en todos los rankings de opciones favoritas de inversión en mercados emergentes de múltiples bancos, sigue siendo una alternativa atractiva tras lo sucedido en las elecciones. Y la respuesta parece clara: sí lo es.

De hecho, Mark Matthews, jefe de investigación para Asia de Julius Baer, ve las caídas que han registrado los índices indios tras los comicios como una "oportunidad de entrada para aquellos que todavía no poseen" bolsa india. El Nifty 50 y el Sensex subieron el lunes ante un posible triunfo de Modi anticipado por las encuestas a pie de urna. El Nifty marcó nuevos máximos históricos. Sin embargo, el martes, a medida que se perfilaba el resultado oficial y se comprobaba que el partido de Modi quedaba lejos de los 400 escaños esperados, se hundieron un 6%. Este miércoles, las alzas superiores al 3% evidenciaron que ya se están aprovechando las caídas para comprar.

"Aunque el poder del BJP puede haberse diluido, sigue intacto. El impulso en la economía de las reformas existentes continúa siendo fuerte y no desaparecerá"

Narendra Modi ha sido, desde el primer momento, el candidato preferido del mercado porque, tras dos mandatos en el poder (diez años, este será su tercer mandato), ha realizado cambios muy bien valorados en la gestión del país, que han hecho que económicamente India sea más sólida y accesible. Estos cambios incluyen la desmonetización de billetes, el impuesto sobre bienes y servicios, el código de bancarrotas, la ley de bienes raíces, una reducción en los impuestos corporativos y la privatización de empresas controladas por el Gobierno.

Muchas de estas reformas fueron impopulares en su momento, pero el Partido Bharatiya Janata (BJP) de Modi pudo implementarlas porque tenía mayoría en la cámara baja y, por lo tanto, no necesitaba la aprobación de sus socios de la coalición Alianza Democrática Nacional (NDA). Sin embargo, en estas elecciones, el BJP ha ganado solo 240 escaños en la cámara baja, frente a los 282 escaños en las elecciones de 2014 y los 303 escaños en las elecciones de 2019, y por debajo del umbral de mayoría de 272 escaños. La coalición NDA ha obtenido un total de 292 escaños y podrá seguir gobernando.

"Por lo tanto, (Modi) necesitará la aprobación de otros partidos en su coalición para aprobar las leyes", advierte Matthews.

Los dos partidos más grandes de la coalición representan cada uno a dos estados relativamente pobres y pueden usar su nuevo poder para pedir recursos para esos estados. "Además, está claro que las grandes pérdidas (de votos) en comparación con 2019 provinieron de áreas rurales de los estados populosos de Uttar Pradesh, Maharashtra y Rajasthan".

Dice el estratega de Julius Baer que el mercado está preocupado ante la posibilidad de que un mayor gasto en bienestar signifique menos recursos para financiar el desarrollo de infraestructuras. También hay preocupación por el hecho de que no se impulsen más reformas.

"Si algo hemos aprendido del BJP en la última década es que no es un Gobierno que se debilite ante la adversidad"

Con todo, en el banco suizo se mantienen constructivos. "Desde nuestra perspectiva, el resultado muestra que India es una democracia, lo cual es algo que celebrar. Aunque el poder del BJP puede haberse diluido, sigue intacto. El impulso en la economía de las reformas existentes sigue siendo fuerte y no desaparecerá", afirma tajante el experto de Julius Baer.

El crecimiento del PIB indio en el trimestre de enero a marzo fue del 7,8% interanual, lo que confirma un ciclo económico alcista que Julius Baer cree que tiene varios años más por delante. "Esto debería traducirse en un crecimiento anual de ganancias en los dos dígitos bajos en los próximos años".

Por último, Matthews recuerda que, el próximo 28 de junio, India será incluida en el índice de bonos de mercados emergentes de JP Morgan y afirma que la inclusión en otros dos índices de bonos debería seguir. "El resultado es que decenas de miles de millones de dólares deberían fluir hacia la economía india desde el extranjero en los próximos dos años".

Kenneth Akintewe, jefe de deuda soberana asiática de abrdn, tampoco se muestra alarmista por el resultado menos favorable de lo esperado para Modi en India. De hecho, dice que el inicio del BJP en el poder se caracterizó por la política de coalición, y aun así fue capaz de impulsar reformas clave, "por lo que cabe esperar que India siga progresando".

"Existe el riesgo de que se apliquen políticas algo más populistas pero, afortunadamente, en el lado fiscal, el punto de partida es un comportamiento fiscal mucho más sólido de lo esperado y una posición fiscal estructuralmente más fuerte que proporciona importantes amortiguadores, reforzados por mayores transferencias del Banco Central de la India, el RBI, al Gobierno".

Añade el experto que la respuesta inmediata a las elecciones, de unos rendimientos más altos de los bonos y cierta debilidad de la divisa "podría ser una oportunidad atractiva para añadir riesgo".

Con todo, reconoce que este resultado podría complicar la continuación de algunas de la reformas más difíciles, como la agraria, la laboral y algunos aspectos de la reforma agrícola. "Pero la pelota estará en el tejado del Gobierno y, si algo hemos aprendido del BJP en la última década es que no es un Gobierno que se debilite ante la adversidad".

Finalmente, Ashish Chugh, gestor de cartera en Loomis Sayles (Natixis IM), reconoce que el hecho de que el BJP no tenga mayoría podría ralentizar determinadas políticas y dar lugar a políticas potencialmente más populistas. "Sin embargo, creemos que la agenda del BJP, favorable al crecimiento y a los inversores, continuará. La India tiene muchos motores estructurales de crecimiento que seguirán actuando a pesar del partido en el poder. Además, en la última década se han realizado importantes inversiones en infraestructuras físicas y digitales que seguirán impulsando la productividad y el crecimiento económico. Este resultado electoral no cambia el camino de la India para convertirse en la tercera mayor economía del mundo en los próximos años".


BOLSA y MERCADOS





Tuit traders
Tuit traders

Las finanzas apalancadas principio y final

  • Tuit-traders - 21/06/2024 13:35

La historia y evolución del apalancamiento financiero se puede estudiar en tres pasos. Los bonos de alto rendimiento (o “bonos basura”) fueron el primer paso. Eso terminó en 1990 cuando Michael Milken, el padrino de este tipo de deuda, fue enviado a prisión por fraude y perseguido posteriormente por su falta de ética en la creación de deuda de empresas. En el segundo paso, el crecimiento del capital privado, “Private Equity (PE)”, fue financiado tanto con bonos basura como con préstamos apalancados, que exigen que las empresas paguen un tipo de interés variable en lugar de los cupones fijos de la mayoría de los bonos. Los inversores en crédito privado están realizando ahora el tercer paso. Desde 2020, estas empresas, que a menudo también gestionan fondos de PE, han invertido más de 1 billón de dólares. Cuando los tipos de interés subieron en 2022 y los bancos dejaron de otorgar nuevos préstamos, el crédito privado se convirtió en la única opción disponible y sobre todo la más rentable.