Logo Bolsamania

Noticias

23/01/2023 08:00:00

Los precios de la vivienda caerán en picado en la eurozona: ¿cuánto? Depende del BCE

La ralentización del crecimiento de los precios de la vivienda en la zona euro continuará este año. De hecho, hay expertos que apuntan a que caerán en picado a finales de 2023, debido principalmente al debilitamiento de la demanda. ¿En qué medida lo harán? Todo depende de los próximos movimientos del Banco Central Europeo (BCE) y de hasta dónde decidan llevar los tipos de interés.


Los expertos de Pantheon Macroeconomics plantean dos escenarios. En el primero, suponen que los tipos hipotecarios subirán hasta el 7% en junio, como se desprende de la relación entre los tipos de interés del BCE y los tipos hipotecarios, y que se mantendrán en ese nivel hasta finales de año. En este caso, los precios de la vivienda en la zona euro registrarían un desplome interanual del 11% en el cuarto trimestre.

En este contexto se plantea también que la confianza de los consumidores seguirá subiendo en los próximos trimestres, reflejando una atenuación del choque estanflacionario. Además, supone que el PMI de la construcción y las normas de concesión de préstamos se mantienen estables en el primer trimestre. No obstante, los analistas aclaran que esta previsión es conservadora, "dado que es improbable que la guerra de Ucrania termine pronto y que la incertidumbre sobre el abastecimiento energético seguirá siendo el tema principal durante el resto del año".

El segundo escenario sería aquel en el que, manteniendo estos supuestos sin cambios, los tipos hipotecarios suben hasta el 5%, "lo que parece más plausible dado que, hasta ahora, los tipos hipotecarios no han aumentado al mismo ritmo que los tipos oficiales". Aquí, la caída interanual de los precios de la vivienda sería del 4,5% en el cuarto trimestre de 2023.

"El BCE ha venido advirtiendo de que un crecimiento excesivo del precio de la vivienda durante la pandemia podría avivar las presiones inflacionistas, por lo que es poco probable que les preocupe una fuerte desaceleración este año. De hecho, sospechamos que el banco central la acogerá con satisfacción", aseguran.

En un reciente informe también señalan que los aumentos de los tipos hipotecarios se dejarán sentir más en Italia y España, dada su mayor proporción de hipotecas a tipo variable, vinculadas al euríbor. "La buena noticia es que los gobiernos están trabajando para compensar este golpe a los consumidores".

Además, creen que el enfriamiento del mercado inmobiliario también debería reducir el ritmo de crecimiento de los alquileres, "aunque con retraso".

Eso sí, ven con claridad que la propiedad sigue siendo el activo clave para la mayoría de los hogares de la zona euro. "Por tanto, si tenemos razón en que los precios de la vivienda caerán este año, existe el riesgo de un efecto riqueza negativo, es decir, un impacto en el gasto de los consumidores derivado de la caída de los precios de la vivienda".