Logo Bolsamania

Noticias

16/11/2022 22:08:18

El precio del crudo cae tras el ataque a un petrolero frente a la costa de Omán

La tensión geopolítica derivada de la guerra de Ucrania va en aumento y el petróleo se está viendo afectado por las consecuencias del conflicto bélico. Este miércoles, el precio del crudo ha caído tras el ataque a un petrolero frente a la costa de Omán. A este hecho también hay sumarle las preocupaciones sobre el aumento de los casos de Covid en China, que están limitando las ganancias.


El barril Brent, de referencia en Europa, ha bajado un 1,4% hasta los 92,54 dólares, mientras que el barril West Texas, de referencia en Estados Unidos, ha retrocedido un 2% hasta los 85,13 dólares.

La costa de Omán es una de las rutas más transitadas del mundo para el transporte de crudo, por lo que el ataque a este petrolero, que según las informaciones ha sufrido escasos daños, ha ejercido una presión bajista sobre el precio del petróleo, además de poner de manifiesto los riesgos geopolíticos resultantes de la guerra de Ucrania.

Fuentes marítimas han señalado a Reuters que se sospecha de un avión no tripulado, mientras que un funcionario israelí ha indicado que el responsable del ataque ha sido Irán, puesto que el avión no tripulado era del tipo Shahed-136, el mismo modelo que ha estado suministrando a Rusia para su uso en Ucrania.

Otro de los factores que está contribuyendo a la bajada del precio del petróleo es el aumento de los casos por Covid en China. El gigante asiático es uno de los principales países importadores de petróleo y con la continuidad de las restricciones y el cierre de ciudades, la demanda de combustible se está viendo seriamente perjudicada.

"El crecimiento de la demanda de petróleo en el país se ve obstaculizado por su fe inquebrantable en una política Covid-19 de tolerancia cero y su persistente debilidad económica", ha afirmado el analista de PVM Oil Stephen Brennock a Reuters.

Los problemas económicos provocados por la guerra de Ucrania, así como las políticas de Covid-cero en China han llevado a la Agencia Internacional de Energía (AIE) a pronosticar que el crecimiento de la demanda se desacelerará a 1,6 millones de bpd en 2023 desde 2,1 millones de bpd este año.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) también ha revisado a la baja su pronóstico de demanda de crudo, situándolo en hasta 200.000 barriles diarios menos hasta finales de 2023. "La previsión de crecimiento de la demanda mundial de petróleo para 2022 se revisa a la baja para situarse ahora en 2,5 millones de barriles diarios", ha indicado en su informe mensual de noviembre, "debido a la política de cero Covid en China, las incertidumbres geopolíticas persistentes y la actividad de la economía más débil".

La OPEP estima que la demanda de petróleo será de unos 99,57 millones de barriles diarios (mbd) durante este año. A esto se suma otra reducción de 100.000 barriles sobre el crecimiento previsto de cara a 2023.