Logo Bolsamania

Noticias

23/11/2021 10:13:42

Powell y la esperada divergencia entre la Fed y el BCE hunden un poco más al euro

El euro mantiene su tono bajista este martes, después de que el lunes prosiguiera el goteo a la baja de la moneda comunitaria, que la lleva a alcanzar un mínimo tras otro, hacia la marca de 1,12 dólares. La divisa ha tocado 1,1226 dólares, desde donde rebota marginalmente, pero la fortaleza del ‘billete verde mantiene a los largos del euro/dólar muy vivos. La reelección de Jerome Powell como presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed) otros cuatro años ha impulsado aún más a la moneda estadounidense, bajo la narrativa de la esperada divergencia entre la política monetaria de la Fed y el Banco Central Europeo (BCE).


Las recientes pérdidas se añaden al sufrimiento del euro, que se ha dejado un 2,8% en noviembre y que se ha visto perjudicado por el tono ultra acomodaticio del BCE. Más recientemente, el resurgimiento de los casos de COVID-19 en Europa, que obligó a Austria a volver a un cierre total el lunes y provocó que Alemania considerara restricciones más estrictas, también han añadido serias preocupaciones sobre la recuperación en la zona euro.

Ante otras monedas, el dólar alcanzó un nuevo máximo de cuatro años y medio frente al yen. “Esperamos que la narrativa débil del yen siga encontrando apoyo en medio de la atención a la divergencia de la política monetaria", dijeron los analistas de Barclays en una nota.

De esta forma, se disipa una de las grandes dudas que asolaba a la Fed durante las últimas semanas y que generaba inquietud en los mercados financieros. "Especialmente ante las perspectivas de un posible tono más moderado de Lael Brainard", comentaban los analistas de Singular Bank. De hecho, la gobernadora del banco central era la otra candidata que se había sopesado para sustituir a Powell y se ha quedado finalmente con el puesto de vicepresidenta del banco central más poderoso del mundo.

Ahora, tras el nuevo nombramiento de Powell, “los mercados están valorando una subida de 25 puntos básicos para junio del próximo año, otros 25 puntos básicos para septiembre y una tercera subida para diciembre de 2022”, indican los expertos de Danske Bank. “La esperada divergencia de política monetaria entre la Fed y el BCE está empezando a pesar cada vez más en el euro/dólar, con el par acercándose al nivel de 1,12, mientras que el mercado de valores también parece tomarse un respiro tras una serie de nuevos máximos históricos”, agregan estos expertos.

La aprobación del actual presidente de la Fed para un segundo mandato es una formalidad, ya que cuenta con el respaldo de la mayoría de los demócratas y republicanos (a pesar de las críticas del ala izquierda del Partido Demócrata). A corto plazo, no cambia la forma en que la Fed ve el mundo, pero 2022 parece un año difícil desde la perspectiva del banco central. “La inflación se moderará el año que viene, pero seguirá estando por encima del objetivo, por lo que la Fed no puede permitirse ser tan paciente como le gustaría, ya que la fuera de trabajo aún no se ha reincorporado a la población activa”, indican desde Danske Bank.

Recientemente, los responsables de la política monetaria de la Fed han empezado a debatir si aumentan o no el ritmo de reducción de estímulos, “lo que respalda nuestra opinión de que el riesgo se inclina hacia un endurecimiento de la Fed antes y más rápido de lo que hemos previsto ahora (y mucho más de lo que la Fed está señalando en este momento)”, comentan desde la entidad danesa. “Nuestro caso base es un ritmo de reducción sin cambios de 15.000 millones de dólares al mes (es decir, el QE termina en junio) y dos subidas de tipos en el segundo semestre de 2022”.