Logo Bolsamania

Noticias

13/09/2023 07:37:55

Piden investigar a Musk por frenar una operación militar de Ucrania el año pasado

La senadora demócrata Elizabeth Warren ha pedido investigar al CEO de Tesla y SpaceX, Elon Musk, por haber supuestamente frenado una operación militar ucraniana dirigida a la flota rusa del Mar Negro el año pasado. Lo habría hecho, según parece, al limitar el acceso a la red satelital Starlink de SpaceX.

Piden investigar a Musk por frenar una operación militar de Ucrania el año pasado

Así lo recoge un informe, al que se ha referido la senadora para reclamar medidas. "El Congreso tiene que investigar lo que ha sucedido aquí, y si tenemos las herramientas adecuadas para asegurarnos de que la política exterior está dirigida por el Gobierno y no por un multimillonario", ha afirmado Warren, senadora por Massachusetts, según recoge Bloomberg.

La petición de una investigación llega después de haberse conocido un extracto del libro del biógrafo Walter Isaacson titulado Elon Musk (salió a la venta el pasado martes), en el que el autor detalla cómo un ataque furtivo de un dron ucraniano contra la flota rusa fue interrumpido por una desconexión de Starlink.

Precisamente el autor ha hablado al respecto en una entrevista en CNBC, y ha dicho que el propio Musk ha defendido el desarrollo de una versión militar de Starlink para ayudar a resolver las preocupaciones sobre el uso de las redes de satélites en combate.

"Permítannos tener un cierto número de servicios Starlink y más tarde una versión más militar donde lleguemos a controlarlo", ha apuntado Isaacson al describir una discusión entre Musk y el gobierno de Estados Unidos. "Elon Musk dijo sí, y ese es el resultado correcto", ha añadido.

De hecho, este asunto ha generado tal gran polémica que incluso ha cruzado el charco. Un asesor del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha arremetido contra Musk tras la revelación de la biografía. "Al no permitir que los drones ucranianos destruyeran parte de la flota militar rusa a través de la interferencia de Starlink, Elon Musk permitió que esta flota disparara misiles Kalibr contra ciudades ucranianas", dijo el jueves Mykhailo Podolyak al respecto.

"Como resultado, civiles, niños están siendo asesinados. Este es el precio de un cóctel de ignorancia y gran ego", ha añadido el dirigente ucraniano en la red social X, antes conocida como Twitter, también propiedad de Musk, quien usó la misma red para contestar a la acusación ucraniana.

Según apuntó Musk, la política de conectividad para esa zona ya estaba activa antes del ataque: "Las regiones Starlink en cuestión no estaban activadas. SpaceX no desactivó nada", afirmó. Y añadió que "ambas partes deberían acordar una tregua" porque "cada día que pasa, más jóvenes ucranianos y rusos mueren para ganar y perder pequeños trozos de tierra, con fronteras que apenas cambian. Esto no vale sus vidas".

"¿CÓMO ESTOY EN ESTA GUERRA?"

Cabe recordar que Ucrania recibió terminales Starlink en los primeros días de la invasión que le han permitido mantener las comunicaciones en el campo de batalla. Según el libro de Isaacson, al enterarse, el multimillonario de origen sudafricano se preguntó: "¿Cómo estoy en esta guerra?".

"Starlink no estaba pensado para participar en guerras. Era para que la gente pudiera ver Netflix y relajarse y conectarse a Internet para ir a la escuela y hacer cosas buenas y pacíficas, no ataques con drones", indicó Musk, según el libro. Además, parece que al empresario le preocupaba que el ataque ucraniano a buques rusos en el Mar Negro provocara que el Kremlin iniciara una guerra nuclear.

"Creo que si los ataques ucranianos hubieran logrado hundir la flota rusa, habría sido como un mini-Pearl Harbor y habría provocado una gran escalada", dijo Musk, según Isaacson. "No queríamos formar parte de eso", concluyó Musk.


BOLSA y MERCADOS

Empresas
Empresas

Atos se dispara tras cerrar una financiación de 1.675 millones con bancos y bonistas

  • Empresas - 15/07/2024 17:48

La tecnológica francesa Atos se ha disparado en bolsa (+19,22%) después de cerrar un acuerdo con diversos bancos y un grupo de tenedores de bonos para conseguir una nueva financiación garantizada de hasta 1.675 millones de euros. Esta financiación se divide al 50% entre ambos grupos, que poseen más de la mitad de la deuda no garantizada de la compañía.