Logo Bolsamania

Noticias

17/01/2023 10:27:07

¿Qué hará el petróleo en 2023? Morgan Stanley prevé 110 dólares a final de año

2022 ha sido un año complicado para el petróleo. La volatilidad ha sido una constante en el mercado y el precio del oro negro tocaba mínimos durante el mes de diciembre. Pero ¿qué sucederá en 2023? En Morgan Stanley anticipan una recuperación y ven el barril de Brent en 110 dólares a finales de año.


Las incertidumbres macroeconómicas y el endurecimiento monetario llevado a cabo por los bancos centrales en su lucha contra la elevada inflación continúan vigentes y sus efectos se seguirán sintiendo en el mercado del crudo durante el primer trimestre de 2023.

Además, el conteo de barriles continúa sin ser favorable en el corto plazo. "Nuestros balances aún apuntan a una acumulación de inventario en el primer trimestre", destacan en la entidad, que esperan que los precios del Brent permanezcan en el entorno del nivel actual de 80-85 dólares por barril durante estos primeros meses.

Sin embargo, a medida que avance el año, es probable que el mercado se equilibre en el segundo trimestre y se ajuste considerablemente en el tercer y cuarto trimestre de 2023. Esta mejoría vendrá motivada por el "desarrollo alentador" de las siete incertidumbres que determinarán la trayectoria del precio del petróleo y que se están convirtiendo en "siete vientos de cola".

La primera de ella hace referencia a la recuperación de la aviación. Los planes de vuelo continúan revisándose al alza y la demanda global de combustible para aviones ha mejorado hasta 7,25 mb/d en el segundo trimestre.

En segundo lugar, la reapertura de China se ha acelerado considerablemente. "Esto se refleja en los indicadores de movilidad, que todavía tenían una tendencia a la baja en noviembre, pero desde entonces han tocado fondo y están mejorando nuevamente. Fijamos el alza en la demanda de petróleo en China debido a la reapertura en cerca de 1 mb/d, que se realizará progresivamente a lo largo del año. Sin embargo, además del efecto doméstico, esperamos que la reapertura de China también pueda acelerar la recuperación de la demanda de aviación", indican desde Morgan Stanley.

Con respecto al embargo de la Unión Europea sobre el petróleo ruso, las importaciones disminuyeron en 520 kb/d. No obstante, las exportaciones de crudo procedente de Rusia han continuado y los precios del petróleo "ya no reflejan una gran prima por este riesgo alcista", afirman desde la firma.

Otro factor a tener en cuenta es la rigidez del gasóleo. Los diferenciales entre esta materia prima y el diésel siguen siendo altos y es probable que, tanto la reapertura de China como la recuperación de la aviación aumenten la demanda de gasóleo/diésel. "Al mismo tiempo, vemos una desventaja en el suministro de gasóleo de Rusia después del embargo de la UE en febrero. Combinados, es probable que estos factores mantengan ajustado el mercado del gasóleo", analizan los expertos de Morgan Stanley.

Las perspectivas del esquisto de Estados Unidos seguirán creciendo, pero a un ritmo más lento que en ciclos anteriores. "Creo que el esquisto se estancará en los Estados Unidos en 2025, 2026. La gente debe comprender que, a medida que el mundo necesita más petróleo y la demanda crece hasta su punto macroeconómico, el esquisto será importante, pero ya no es el productor clave. Yo diría que la OPEP vuelve a estar al mando", afirma John Hess, consejero delegado de Hess en declaraciones recogidas en el informe de Morgan Stanley.

En cuanto a las liberaciones de SPR, durante 2022 se liberaron 221 millones de barriles de petróleo crudo sin precedentes de las reservas de petróleo estratégico de EEUU, lo que suministró en promedio 610 kb/d de petróleo adicional al mercado.

A principios de este mes, el Departamento estadounidense anunció su primera subasta para recomprar una pequeña cantidad de petróleo para comenzar a rellenar el SPR. "Aunque esta ronda no tuvo éxito, creemos que esto indica que habrá más sorteos grandes, como los vistos en 2022, que habrán llegado a su fin", pronostican desde la entidad.

EL BRENT EN 110 DÓLARES

Los desafíos a los que se enfrenta el mundo seguirán pesando sobre el mercado del petróleo en los primeros compases de 2023, pero en Morgan Stanley apuestan porque el precio del petróleo se vaya recuperando a medida que avance el año, momento en el que la demanda volverá a crecer.

"Para 2023, pronosticamos un crecimiento de la demanda de 1,4 mb/d este año, basado en un crecimiento de 0,8 mb/d en China, un crecimiento de 1 mb/d en combustible para aviones consumo, compensado por una disminución de 0,4 mb/d en otros lugares, en consonancia con nuestras suposiciones actuales de bajo crecimiento del PIB".

Ante escenario de aumento de la demanda, "como el techo de la oferta aún no está muy lejos y los inventarios son absolutamente bajos, es probable que esto haga que los precios suban nuevamente hasta el rango de 100-110 dólares el barril de Brent en el segundo semestre de 2023", concluyen.