Logo Bolsamania

Noticias

19/07/2021 15:13:55

La OTAN, EEUU y la UE acusan a China de orquestar ciberataques a nivel global

Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN han acusado públicamente al Gobierno de China por haber lanzado una campaña de ciberataques a nivel global que tenía como uno de sus principales objetivos el servidor de correo electrónico de Microsoft. Esta es la primera denuncia pública que señala al régimen chino de una agresión informática.


“Un grupo inédito de aliados y socios, incluyendo la Unión Europea, Reino Unido, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, la OTAN se unirán a Estados Unidos para exponer las actividades cibernéticas maliciosas del ministerio de la Seguridad chino”, ha afirmado una fuente de la Administración Biden y que recoge El País.

De hecho, el jefe de la diplomacia británica también se ha expresado en estos términos, declarando que "el ciberataque contra el servidor de Microsoft Exchange por grupos respaldados por China fue temerario y siguió un patrón de comportamiento familiar".

De esta forma, se urge al Ejecutivo asiático a asumir la responsabilidad de sus acciones y a respetar a las instituciones democráticas, la información personal y los intereses comerciales. El ataque “se hizo desde el territorio de China con el objetivo de espionaje y robo de propiedad intelectual”, ha indicado en un comunicado el jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell.

Asimismo, se pone el foco en la amenaza virtual que suponen los hackers, pues desde EEUU destacan que su Gobierno continúa luchando contra grupos ilegales que realizan ataques de ransomware y cuyos objetivos son ciertas infraestructuras cruciales, como los oleoductos.

Esta acusación no se ha visto acompañada de sanciones a Beijing, pero un destacado funcionario estadounidense ha informado a la prensa de que su país ha abordado directamente el tema con las autoridades de China y que la Casa Blanca considera que este señalamiento público supone un mensaje relevante.

El ataque sufrido por el servidor de correo de Microsoft Exchange ocurrió a principios de este año y puso en peligro tanto a ordenadores como los datos personales de miles de ciudadanos.