Logo Bolsamania

Noticias

16/07/2021 06:00:00

La OPEP salva la bola de partido y evita una guerra de precios en el crudo: ¿y ahora qué?

La guerra de precios en el petróleo ya no es una posibilidad. Goldman Sachs asegura que el acuerdo de la OPEP+ aleja las escasas probabilidades de un conflicto abierto tras atender a las peticiones de dos de los mayores productores del mundo: Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Arabia Saudí.


La primera, reclamaba una línea base de producción de petróleo mayor que los 3,2 millones de barriles diarios que se le asignaron. Su idea era forzar la mano de la OPEP y llegar a los 3,8 millones, pero finalmente la cifra se ha quedado en los 3,65 millones de barriles.

La segunda, ha logrado extender el nuevo acuerdo productivo hasta diciembre de 2022. Ahora bien, ¿cómo afecta esto realmente al esquisto?

En su último informe, los analistas de materias primas en Goldman, Damien Courvalin y Jeff Curie, ven el pacto de la OPEP y sus aliados como “uno de sus cuatro posibles catalizadores” que compensará de sobra una mayor producción norteamericana de crudo.

A falta de conocer otros detalles, como las cuotas productivas para agosto y septiembre del resto de integrantes, “estas incógnitas son de magnitud y relevancia limitada para las perspectivas del mercado global del petróleo”, que desde el banco de inversión siguen viendo de forma constructiva.

Más allá de la conjura de la OPEP+, los expertos de Goldman apuntan a otros tres potenciales catalizadores de los precios del crudo:

1. La inminente temporada de resultados del sector

2. El progreso de las negociaciones entre EEUU e Irán

3. El consenso de expectativas sobre la producción fuera de Norteamérica y la OPEP, que desde el banco siguen viendo demasiado optimistas

¿NIVELES PREPANDEMIA PARA 2022?

La OPEP ha mantenido en su último informe mensual sus previsiones, que pasan por una recuperación de la demanda mundial a niveles prepandemia para 2022, año en el que precisamente finaliza el acuerdo alcanzado.

Gracias al empuje de China e India, el organismo mantiene que la demanda crecerá un 3,4% el próximo año, hasta los 99,86 millones de barriles diarios. En el segundo semestre de 2022, la cifra será incluso mayor rebasando los 100 millones de barriles al día.

"En 2022 se esperan unas saludables expectativas para el crecimiento económico mundial, además de una mejor contención de la pandemia, lo que estimulará el consumo de petróleo a niveles previos a la crisis", explica la OPEP en su informe. Para 2021, el organismo reitera que la demanda crecerá en 5,95 millones de barriles diarios.