Logo Bolsamania

Noticias

20/01/2023 11:34:47

Netflix "respira aliviada" tras "dar la talla" con las suscripciones: el análisis del mercado

Los resultados de Netflix ha sentado, en general, bien al mercado. Prueba de ello es las subidas que registran sus acciones en bolsa. Los analistas también ven con buenos ojos las cifras presentadas por la plataforma de streaming, en concreto lo referente al aumento de las suscripciones, que se han situado muy por encima de lo previsto, aunque avisan de que la compañía tiene ante sí retos importantes. Pese a todo, destacan, de momento "respira aliviada" tras haber "dado la talla" al añadir 7,7 millones de nuevos usuarios.


El éxito de las nuevas series como el spin-off de la Familia Addams, Miércoles, estrenos de cine como Puñales por la espalda: el misterio de Glass Onion o documentales como Harry & Meghan han servido para impulsar las suscripciones a la plataforma en los últimos tres meses de 2022, como también lo ha hecho el nuevo servicio de suscripción más barato y con publicidad que Netflix puso en marcha en la recta final del año, que ha ayudado a "atraer a nuevos suscriptores más sensibles al precio, lo que ha permitido al gigante tecnológico capear los vientos en contra macroeconómicos".

Así lo apunta Victoria Scholar, directora de inversiones de Interactive Investor, que recuerda que 2022 "fue un año muy duro para las grandes tecnológicas en general", aunque Netflix mantiene su tendencia alcista "desde el punto más bajo del verano pasado". Sin embargo, recuerda que su valoración de mercado "sigue siendo menos de la mitad de la que tenía en su punto álgido en octubre de 2021, lo que sugiere que aún queda un largo camino por recorrer para restaurar su posición".

Precisamente en ese punto también incide Michael Hewson, analista jefe de mercados de CMC Markets UK. "Los últimos meses han sido positivos para el precio de las acciones de Netflix", y es que "tras haber tocado mínimos de 5 años en mayo del año pasado, las acciones han subido más de un 75% desde entonces, aunque todavía están más de un 50% por debajo de los máximos históricos alcanzados en 2021", comenta.

En cualquier caso, la empresa parece estar cumpliendo con sus objetivos. "Cuando presentó sus resultados en el tercer trimestre, hubo cierto escepticismo ante la posibilidad de que la suscripción con publicidad pudiera canibalizar su base de usuarios actual, ya que el mercado del streaming es cada vez más competitivo. Una de las grandes preocupaciones de los inversores ha sido cómo Netflix, que no tiene ninguna otra fuente de ingresos, podrá hacer frente a sus rivales con mayores recursos: Amazon, Disney, Apple y ahora Paramount", remarca.

"La pregunta que se planteaba, dado el sólido repunte de la cotización de la acción en los últimos meses, era si Netflix sería capaz de dar la talla, y los resultados han respondido a esa pregunta con un sí rotundo, desde luego en lo que a abonados se refiere".

Por su parte, Ipek Ozkardeskaya, analista sénior de Swissquote Bank, destaca que las subidas de Netflix en bolsa se verán limitadas porque la plataforma ha decepcionado con sus beneficios. "Los resultados han supuesto un alivio para Netflix, que cotizaba con una caída superior al 3% al cierre de ayer. Es probable que la recuperación se extienda hasta los 350 dólares por acción, los niveles a los que cotizaba antes del segundo gran desplome del año pasado, en abril, pero los niveles previos al desplome de enero pasado, en torno a los 500 dólares por acción parecen un sueño lejano", comenta.

Y Russ Mould, director de inversiones de AJ Bell, pone el acento en la salida del hasta ahora consejero delegado, Reed Hastings. "Los inversores no veían la hora de deshacerse de Reed Hastings como jefe conjunto de Netflix, a juzgar por la reacción del precio de las acciones a la noticia de su dimisión". A su juicio, esa es "la forma que tiene el mercado de decir que ya era hora de que alguien nuevo ayudara a dirigir el barco".

Este experto dice que "no se puede negar que ahora parece el momento adecuado para que alguien nuevo tome las grandes decisiones estratégicas". Y es que, remarca, hasta ahora "Netflix ha primado la cantidad sobre la calidad de sus contenidos y se ha ganado la reputación de ser la casa de los fiascos. ¿No sería mejor centrarse en programas que realmente satisfagan al espectador y le hagan querer volver a por más?", se pregunta.

Puede que eso lo consigan Greg Peters y Ted Sarandos, que van a ser codirectores ejecutivos de la plataforma. "Entre las cuestiones prioritarias de su agenda estarán las decisiones sobre la estrategia de producción y la comercialización de programas", porque Netflix "ha invertido en muchas series y películas que aparecen en su plataforma sin que los espectadores hayan oído hablar de ellas antes del estreno".

"Parece una estrategia extraña no invertir en la promoción de todos sus programas, en lugar de centrarse simplemente en unos pocos como Miércoles. El hecho de que más gente se entere de lo que hay disponible podría mejorar las cifras de crecimiento de abonados. Esta estrategia aumentaría los costes de marketing, pero la recompensa podría merecer la pena", concluye.

Josh Gilbert, analista de mercados en eToro, también incide en la importancia de los contenidos: "El contenido es clave en el enfrentamiento actual del streaming, y Netflix ofreció un trimestre sólido de películas y programas que retuvieron a los clientes y atrajeron a otros nuevos. Los inversores esperan que el gigante del streaming pueda seguir ofreciendo un flujo constante de nuevos estrenos a lo largo de 2023 en lugar de maravillas de un solo éxito de vez en cuando". "Pero recordemos que a Netflix aún le queda mucho trabajo por hacer", dice.

Idea con la que coincide Bankinter, cuyos expertos remarcan que aunque las guías "apuntan a un crecimiento mayor en el primer trimestre de 2023 frente al cuarto trimestre de 2022 en las principales partidas de la cuenta de resultados", las cifras están "claramente por debajo de la media histórica de la compañía". "A futuro los principales retos pasan por la fuerte competencia de otras plataformas (Amazon Prime o Disney +) y los elevados costes de financiación, que podrían redundar en un recorte en contenidos", comentan los expertos del banco.