Logo Bolsamania

Noticias

25/11/2022 11:35:02

¿Negociar el precio del alquiler? Solo el 29% de los inquilinos pide una rebaja

Descienden los inquilinos que negocian el precio del alquiler: solo el 29% pide una rebaja en el precio. Pero cae también el número de propietarios que rebajan el precio: en 2022, lo hace un 69%, según un análisis de Fotocasa.


En concreto, en 2022 ha habido menos negociación por parte de los inquilinos comparado con el año anterior. Así, en 2022 de todos los inquilinos que han alquilado una vivienda para residir en ella tan solo un 29% ha negociado el precio mientras que en 2021 los que negociaron fueron el 34% de los inquilinos. Esto se traduce en que hay un 15% menos de inquilinos que ha negociado el precio en 2022.

Y estas negociaciones por parte de los inquilinos se traduce en que en un 69% de los casos se consigue una rebaja en el precio inicial, una cifra también más baja que la del pasado año cuando los propietarios aseguraron que bajaron el precio en el 75% de los casos en que se solicitó una rebaja en la renta. En este sentido, hay un 8% menos de propietarios que han bajado el precio a los inquilinos que lo han solicitado. Además, respecto a esto, hay un dato muy llamativo y relevante comparado con 2021 y es que ha crecido de manera muy significativa el número de inquilinos que afirma que, tras la negociación, se incrementó el precio del alquiler. Así, un 17% de ellos (en 2021 eran el 11%) asegura que tras la negociación el precio cambió al alza.

El principal motivo por el que decidieron negociar el precio con el arrendador es porque era la única manera de llegar a un acuerdo (34%). También hay un 25% que negoció porque el precio no se correspondía con la realidad del mercado y un 20% por el estado de la vivienda.

POCOS INQUILINOS HAN PODIDO INTENTAR UNA REBAJA DE PRECIO

"La negociación es una de las vías más beneficiosas para que ambas partes del acuerdo se sientan cómodas. Sin embargo, este año pocos inquilinos han podido intentar una rebaja en el precio, debido a la gran demanda que existe por alquilar. En un contexto de alta demanda y poca oferta, el propietario tiene cierta independencia para fijar el precio, ya que, si el primer candidato no está dispuesto, el siguiente en la fila probablemente aceptará el pago sin rechistar. Es lo que hemos detectado en este periodo. Hay que tener en cuenta que en 2022 se ha producido un auténtico furor por el arrendamiento, un auge, en parte, canalizado por la demanda de compra frustrada por la subida de tipos en el segundo semestre del año", comenta María Matos, directora de Estudios y portavoz de Fotocasa.

En el lado de la oferta la cifra de arrendadores que asegura haber negociado el precio de la vivienda que ha alquilado es prácticamente idéntica a la de los inquilinos. Concretamente, un 27% asegura haber tenido que negociar el precio del alquiler (frente al 29% de los arrendatarios).

Sin embargo, el grueso de arrendadores que han alquilado un inmueble de su propiedad y no han negociado el precio durante el proceso son el 63%, un porcentaje sensiblemente más alto que el 54% de 2021. Además, hay un 10% que, aunque no negoció, sí que varió el precio de partida.

Si analizamos los motivos que llevan a los arrendadores a negociar el precio, hay dos que despuntan de manera clara por encima del resto. Por un lado, que los inquilinos no podían pagar el alquiler porque su situación económica ha empeorado (26%), y, por el otro, que era la única forma de llegar a un acuerdo (26%).