Logo Bolsamania

Noticias

17/09/2022 06:00:00

El mercado de los depósitos ya despega con rentabilidad interesante para el ahorrador

Los tipos de interés ya se sitúan en el 1,25% después de las dos subidas acometidas por el Banco Central Europeo (BCE). Y las quedan. Un alza que tiene su repercusión en los productos bancarios y, en particular, en los depósitos, que parecen despertar del letargo en el que estaban desde hace años. Los bancos empiezan a mover el mercado y subir sus rentabilidades, de manera que ya empiezan a resultar interesantes para el ahorrador.


Aunque en los últimos años había que mirar fuera de nuestras fronteras para encontrar buenos rendimientos, cada vez son más las entidades patrias que se apuntan a una subida de la rentabilidad de los depósitos, que, según como está el mercado actual, puede alcanzar el 2%, mientras hace unos meses simplemente se podía conseguir un 0,8% o un 1% para un depósito a dos años.

"Ante este panorama, muchos inversores conservadores ven a los depósitos como una excelente oportunidad para esquivar parte de la inflación", que cerró agosto en el 10,5%. "Estos productos no suponen riesgo para el dinero y cuentan con la ventaja de conocer desde un primer momento las ganancias que se obtienen", opinan desde el comparador financiero HelpMyCash.

¿Qué ofrece el mercado? EBN Banco ha sido el último que entrar con un alza de los tipos de sus depósitos a plazo fijo hasta el 1,75%. En concreto, la rentabilidad anual se queda en el 0,65% en el caso de los depósitos a tres meses, para los de cuatro meses es del 0,9%, a seis meses del 0,95%, a 12 meses del 1,5%, a 18 meses del 1,65%, a 24 meses del 1,7% y a 36 meses del 1,75%. Exige un importe mínimo de 10.000 euros, con un máximo de 400.000 euros. El pago intereses se hace trimestralmente o al vencimiento. La fecha límite para beneficiarse de estas condiciones es el próximo 12 de octubre.

Banco Mediolanum ha estrenado el Depósito 2.0, un plazo fijo destinado a nuevos clientes con una duración de seis meses y una rentabilidad del 2%. La aportación mínima es de 2.000 euros y se puede invertir un máximo de 50.000 euros. El depósito estará disponible hasta el próximo 31 de diciembre.

Eso sí, para recibir esa remuneración el cliente tiene que cumplir uno de esto tres requisitos: tener un seguro, un fondo de inversión o un plan de pensiones por un importe de al menos 3.000 euros; ser titular de un plan de inversión y haber hecho aportaciones periódicas por un importe acumulado de al menos 500 euros durante los últimos doce meses; o tener un préstamo vigente. A esto se suma el tener que domiciliar una nómina, pensión o ingreso mensual de al menos 700 euros y hacer un gasto mínimo anual con tarjeta de 3.000 euros. En caso de no cumplir las condiciones la rentabilidad caerá al 0,1%.

Sabadell ha ampliado hasta el 30 de septiembre la promoción con la que ofrece un 1% de interés más un 1% adicional durante un año por los primeros 30.000 euros para los que domicilien una nómina de al menos 700 euros o tres recibos. En total, la remuneración puede llegar a alcanzar los 650 euros. Se aplica a los saldos medios mensuales de la cuenta desde el 1 de septiembre de 2022 hasta el 31 de agosto de 2023.

Una rentabilidad del 1% durante los primeros 12 meses ofrece My Investor a nuevos clientes. Pasado el plazo, habrá que realizar inversiones de al menos 300 euros mensuales en fondos, planes de pensiones o Roboadvisor. Eso sí, la cantidad está limitada a los primeros 20.000 euros. Por su parte, Orange Bank engloba una cuenta corriente, una cuenta ahorro y una tarjeta de débito. Su cuenta ahorro retribuye a un tipo de interés del 0,5%, con un saldo máximo remunerado de 100.000 euros.

El banco francés Renault Bank ha subido el interés que ofrece en su cuenta de ahorro hasta el 0,7%, sin límites de ninguna clase, es decir, paga intereses por todos los saldos depositados, sin máximos ni mínimos. También comercializa un depósito a 24 meses que se puede contratar a un interés del 1,4%. Pibank también ha subido el tipo de interés de sus cuentas hasta el 0,6%. La mejora más destacada es la que le aplica a su depósito a 12 meses, que sube desde el 0,5% hasta un 1,5%.

Mientras, Bankinter continúa con su remuneración del 5% el primer año y 2% el segundo para los clientes que contraten la cuenta nómina. El límite a remunerar es de 5.000 euros, con lo que los intereses que se reciben son de 340 euros. Para aquellos que opten por no domiciliar la nómina pero también quieran conseguir la bonificación, la entidad lo permite a cambio de domiciliar recibos, utilizar la tarjeta asociada e ingresar un mínimo de 600 euros en la cuenta durante los dos primeros meses.