Logo Bolsamania

Noticias

09/09/2022 11:05:35

Malas noticias en Asos: las ventas de agosto han sido "más débiles de lo previsto"

Asos, al igual que otros minoristas de moda, no está pasando por su mejor momento. Si este jueves era AB Foods, matriz de Primark, la que lanzaba un profit warning precisamente por la situación de la firma de moda, este viernes ha sido la compañía online la que ha sorprendido al reconocer que las ventas de agosto fueron "más débiles de lo previsto". Una mala noticia que se suma al recorte que ha sufrido Asos por parte de los analistas de Jefferies esta misma semana.


Asos ha achacado la debilidad de las ventas en el octavo mes del año a la aceleración de las presiones inflacionistas y a un lento comienzo del periodo de compras de otoño/invierno. También ha dicho que los beneficios ajustados antes de impuestos, el crecimiento de las ventas totales y la deuda neta para los 12 meses terminados el 31 de agosto están en línea con las expectativas del mercado.

Eso sí, los beneficios se sitúan en el extremo inferior de la orientación de la empresa, mientras que el crecimiento de las ventas en moneda constante se ha fijado en alrededor del 2% y la deuda neta se espera que llegue a aproximadamente 150 millones de libras.

La empresa ha apuntado que ha experimentado un "buen crecimiento" en junio y julio, y ha dicho que aunque sigue siendo "cautelosa" sobre las perspectivas del gasto de los consumidores, también está en camino de lograr nuevos avances estratégicos y gestionar su negocio para el entorno actual. Un entorno bastante más complicado debido a la subida sin freno de los precios.

En cualquier caso, habrá que ver cómo le va a Asos en esta última parte de su año fiscal, ya que presentará sus resultados el próximo 12 de octubre.

FUERTE RECORTE DE JEFFERIES

Este jueves Jefferies actualizó su consejo sobre la minorista de moda online. En concreto, rebajó el valor de comprar a mantener, y recortó el precio objetivo que otorga a sus acciones de 2.440p a 775p "dado que la normalización se retrasa cada vez más y que es probable que los vientos en contra de la macroeconomía empeoren".

El equipo de analistas afirmaba en la nota que "la lucha continúa" para Asos, y dejaba caer que las vacaciones de agosto han afectado al comercio nacional y el calor ha perjudicado a las ventas de las gamas de productos de transición y nuevos. Es decir, lo mismo a lo que ha aludido la compañía para explicar la debilidad de las ventas de agosto. Jefferies cree que eso provocará que en el cuarto trimestre Asos "no alcance las previsiones dadas en el tercer trimestre".

Además, los estrategas de la firma de análisis también advertían de un "crecimiento débil" para el próximo año. "El año fiscal 23 será difícil" por los vientos en contra macroeconómicos y los específicos de la empresa. "No hay escasez de retos para el sector minorista online, con las oscilaciones del Covid en la demanda y el transporte de mercancías aún en marcha, y las presiones inflacionistas sobre las pérdidas y ganancias y una base de clientes que se enfrenta a una crisis sin precedentes sobre el coste de la vida".

Eso sin olvidar que Asos "también está gestionando vientos en contra propios" en lo que respecta al personal, con la salida de gran parte de la cúpula directiva de Mat Dunn y más cambios de la dirección ejecutiva. "Con todo esto en mente, parece poco probable que las perspectivas de Asos para el año fiscal 23 anuncien una vuelta a las tasas de crecimiento históricas". De hecho, Jefferies ha reducido su estimación de crecimiento de los ingresos del ejercicio 23 de +11% a +5%.