Logo Bolsamania

Noticias

19/11/2021 08:07:59

La UE y Reino Unido afrontan conversaciones decisivas que eviten la guerra comercial

La Unión Europea (UE) y Reino Unido se reúnen este viernes en Bruselas para hacer balance de una semana de intensas conversaciones sobre Irlanda del Norte, con la esperanza de que un posible acuerdo sobre el flujo de medicamentos pueda marcar el camino para evitar una guerra comercial.


Reino Unido insistió en que sigue dispuesto a suspender partes del protocolo sobre Irlanda del Norte si la UE no cumple sus exigencias, incluso después de que los Veintisiete sugirieran que la postura del Reino Unido se había suavizado. Francia, por su parte, está preparando planes para ayudar a los pescadores en caso de que fracasen las conversaciones con el Reino Unido sobre esa controvertida cuestión.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, y el ministro británico del Brexit, David Frost, conducirán el encuentro y junto con una gama más amplia de cuestiones aduaneras y de inspección de alimentos. Un acuerdo sobre los medicamentos daría un nuevo impulso a las conversaciones más amplias y atenuaría los temores de que el Reino Unido pudiera abandonar las negociaciones de forma inminente.

La naturaleza de esta frontera tras el Brexit ha sido un importante punto de fricción en las negociaciones entre el gobierno del Reino Unido y la Unión Europea. Gran Bretaña incluye a Inglaterra, Escocia y Gales, pero no a Irlanda del Norte; sin embargo, Irlanda del Norte forma parte del Reino Unido.

El Reino Unido abandonó oficialmente la UE en enero de 2020 y, desde entonces, se han puesto en marcha una serie de nuevos acuerdos comerciales. Sin embargo, los acuerdos parecen ahora amenazados, ya que el Reino Unido se queja de las dificultades para aplicar los controles necesarios a las mercancías que circulan de Gran Bretaña a Irlanda del Norte.

La Comisión Europea, brazo ejecutivo de la UE, propuso el mes pasado adaptar ciertas partes del acuerdo comercial en un esfuerzo por facilitar la realización de estos controles. Pero los funcionarios de la UE se han quejado desde entonces de que el gobierno del primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, no muestra voluntad de negociar.