Logo Bolsamania

Noticias

12/01/2022 13:56:51

La mayoría de británicos quiere la dimisión de Johnson, que se disculpa por la fiesta

El primer ministro británico, Boris Johnson, se ha disculpado este miércoles en su comparecencia ante el Parlamento británico para dar explicaciones sobre la fiesta que celebró en el jardín del número 10 de Downing Street durante el primer confinamiento por el Covid-19.


Johnson se ha enfrentado a la ira de los diputados y las peticiones de dimisión, mientras que en la calle los ciudadanos también piden su marcha.

Un sondeo realizado este mismo martes revela que dos tercios (66%) de los adultos de Reino Unido opinan que debería dimitir. Dos de cada cinco (42%) votantes conservadores consideran que el primer ministro debería dejar su puesto.

La proporción que dice que Johnson debería marcharse es significativamente más alta que la de los que dijeron que debería dimitir en diciembre, cuando salieron a la luz los detalles de la fiesta de Navidad también en el número 10 de Downing Street. La cifra que dice que debería dejar su cargo ahora es 12 puntos más alta que en diciembre, con un aumento similar (9 puntos) entre los votantes de su propio partido.

El sondeo, realizado después de que saliera a la luz la historia, también revela que casi dos tercios del público (62%) piensa que este nuevo escándalo es una violación de la confianza peor que el de la Fiesta de Navidad, que contribuyó a la caída en picado de los índices de apoyo al primer ministro a finales de 2021.

Y dos tercios (65%) también considera que Martin Reynolds, secretario privado principal del primer ministro, que envió un correo electrónico invitando a más de 100 empleados de Downing Street al evento, donde se animó al personal a traer sus propias bebidas y aprovechar el tiempo, debería dimitir.

"Si, al igual que en diciembre, este escándalo hace que la cuota de votos conservadores se desplome en las encuestas, las dudas en torno a Johnson aumentarán claramente, y la principal diferencia entre ahora y principios de diciembre es que los tories no tienen una ventaja en las encuestas que sirva de colchón para frenar la caída del primer ministro", afirma Chris Hopkins, director de análisis político en la consultora británica Savanta ComRes.

"El aumento de la ventaja laborista, que sitúa a Keir Starmer en el número 10, podría hacer que los backbenchers tories se pongan nerviosos, y podría poner en marcha las ruedas para sustituir a Johnson como primer ministro", añade.