Logo Bolsamania

Noticias

20/07/2021 08:13:35

La inflación subyacente de Japón alcanza su máximo en 15 meses por la energía

Los precios de consumo básicos de Japón aumentaron un 0,2% en junio con respecto al año anterior, marcando el ritmo anual más rápido en más de un año.


Pero el incremento, impulsado en gran medida por el aumento de los costes de la energía, fue mucho menor que el de otras grandes economías debido a la debilidad del consumo, lo que refuerza las expectativas de que el Banco de Japón se verá obligado a mantener por el momento su enorme estímulo.

La subida del índice de precios al consumo (IPC) básico, que incluye los productos petrolíferos pero excluye los volátiles precios de los alimentos frescos, coincidió con la previsión media del mercado de un aumento del 0,2% y siguió a un incremento del 0,1% en mayo. Fue el ritmo anual más rápido desde un aumento del 0,4% marcado en marzo de 2020.

Algunos países, como Estados Unidos y Gran Bretaña, han visto aumentar la inflación más rápidamente de lo previsto a medida que la demanda se recupera de la pandemia de coronavirus, lo que ha desencadenado un debate sobre la rapidez con la que deben despojar a sus economías de los estímulos.

Mientras que la inflación mundial de las materias primas ha hecho subir los precios al por mayor en Japón, los precios al consumo apenas han subido, ya que las empresas siguen siendo cautelosas a la hora de repercutir los mayores costes en los hogares.

El recrudecimiento de los contagios de Covid-19 obligó al gobierno a imponer un nuevo estado de emergencia en la ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos, Tokio, desde el lunes hasta el 22 de agosto, lo que ha frustrado las esperanzas de los responsables políticos de lograr un sólido repunte del crecimiento económico en julio-septiembre.

En las nuevas proyecciones trimestrales publicadas el viernes, el Banco de Japón recortó su previsión de crecimiento económico para el año fiscal que finaliza en marzo de 2022 al 3,8% desde el 4,0%, debido en parte a las nuevas restricciones.

También revisó al alza la previsión del IPC subyacente para este año, hasta el 0,6% desde el 0,1%, lo que refleja en gran medida el impulso de la subida de los precios de la energía.