Logo Bolsamania

Noticias

18/11/2022 13:21:26

JP Morgan, BofA o Wells Fargo podrían estar expuestos a la quiebra de FTX

La declaración de bancarrota de FTX sigue dejando titulares. El quebrado ‘exchange ha nombrado a Kroll Restructuring Administration como agente para hacer un seguimiento de todas las reclamaciones contra FTX y garantizar que las partes interesadas sean notificadas de los avances del caso. Entre estos, se encuentran importantes bancos estadounidenses como JP Morgan, Wells Fargo, Bank of America o Silvergate Bank.


Según los primeros documentos presentados ante el tribunal de quiebras de Delaware, Kroll reconoce que la lista no es completa y que no incluye a los clientes de la plataforma fundada por Sam Bankman-Fried. Esta lista se compone actualmente de aproximadamente 750 partes que tienen algún tipo de interés en el caso, y entre los que se encuentran numerosas entidades e incluso celebridades como el jugador de los Golden State Warriors Stephen Curry, el siete veces campeón de la Super Bowl Tom Brady y su exmujer, la exmodelo Gisele Bundchen.

Asimismo, además de los ya mencionados bancos, Kroll nombra a Apple, Meta, el Banco Nacional de Australia, la escudería de Formula 1 de Mercedes-Benz, el inversor Kevin O’Leary, números equipos de la Major League Baseball (MLB) y a la SEC y el Departamento de Justicia de EEUU, los cuales están investigando a Bankman-Fried y FTX por presunto uso indebido de los fondos de los clientes.

Según estos documentos, actualmente solo hay ocho demandas presentadas, entre ellas una de la empresa de desarrollo de ‘blockchain’ Ethereal Tech, por 11,7 millones de dólares, pero se espera que se amplie en los próximos días. Las últimas informaciones indican que los acreedores de FTX podrían superar el millón.

Margaret Rosenfeld, abogada especializada en valores corporativos, ha asegurado en declaraciones a ‘Cointelegraph’ que pasarán años antes de que ninguno reciba el dinero que le debe el quebrado ‘exchange’. “No se pueden hacer distribuciones a los acreedores hasta que se analicen estas reclamaciones. También es demasiado pronto para especular sobre el tipo de distribución que recibirán los acreedores. Aunque en casos de gran envergadura, como éste, la recuperación total sería inusual”, ha indicado.

Asimismo, el nuevo consejero delegado de FTX, John J. Ray III, ha asegurado que la quiebra de FTX es peor que la de Enron, la cual también supervisó. “Tengo más de 40 años de experiencia legal. He supervisado situaciones con supuesta actividad criminal y malversación de fondos de por medio. Nunca en mi carrera he visto un fracaso tan completo de los controles corporativos y una ausencia tan completa de información financiera fiable como ha ocurrido aquí”, ha sentenciado en una declaración jurada ante el tribunal de quiebras de Delaware.

“Desde la integridad comprometida de los sistemas y la defectuosa supervisión reguladora en el extranjero, hasta la concentración del control en manos de un grupo muy pequeño de individuos inexpertos, poco sofisticados y potencialmente comprometidos, esta situación no tiene precedentes”, ha añadido el nuevo CEO de FTX.