Logo Bolsamania

Noticias

03/08/2022 08:09:51

Bullard (Fed) expresa su confianza en que la economía podría lograr un "aterrizaje suave"

El presidente de la Reserva Federal (Fed) de San Luis, James Bullard, declaró el martes que sigue pensando que la economía podría evitar una recesión, aunque espera que el banco central tenga que seguir subiendo los tipos para controlar la inflación.


"Creo que la inflación ha llegado más caliente de lo que yo hubiera esperado durante el segundo trimestre", señaló el funcionario del banco central durante un discurso en Nueva York. "Ahora que eso ha ocurrido, creo que vamos a tener que subir un poco más de lo que dije antes".

El tipo de interés de los fondos federales, que es la referencia del banco central, probablemente tendrá que ir al 3,75%-4% a finales de 2022, estimó Bullard, como recoge CNBC. Actualmente se encuentra entre el 2,25% y el 2,5%, tras cuatro subidas de tipos este año. El tipo fija el nivel que los bancos se cobran entre sí por los préstamos a un día, pero se transmite a muchos instrumentos de deuda de consumo de tipo variable.

No obstante, Bullard expresó su confianza en que la Fed actual no tendrá que arrastrar la economía a una recesión como lo hizo el entonces presidente Paul Volcker a principios de los años 80, al comparar la situación actual de la Fed con los problemas a los que se enfrentaron los bancos centrales en los años 70 y principios de los 80, ya que la inflación está ahora en los puntos más altos desde 1981.

Bullard afirmó que actualmente la credibilidad de la Fed en su dedicación a la lucha contra la inflación le ayudará a evitar el hundimiento de la economía.

Últimamente, los mercados han hecho la apuesta contraria, es decir, que una Fed de línea dura subirá tanto los tipos que una economía que ya ha soportado trimestres consecutivos de crecimiento negativo del PIB caerá en una recesión. Los rendimientos de la deuda pública han bajado, y el diferencial entre esos rendimientos se ha comprimido, lo que generalmente es una señal de que los inversores no ven con buenos ojos el crecimiento futuro, como recoge CNBC.

De hecho, los precios de los futuros indican que la Fed tendrá que seguir sus subidas de tipos este año con recortes tan pronto como el verano de 2023.

Sin embargo, Bullard argumentó que la capacidad de la Reserva Federal para dirigir la economía hacia un aterrizaje suave depende en gran medida de su credibilidad, específicamente si los mercados financieros y el público creen que la Reserva Federal tiene la voluntad de detener la inflación.

"Tenemos mucha más credibilidad que antes", señaló Bullard, diferenciando esto de la época de los años 70, cuando la Fed promulgaba subidas de tipos cuando se enfrentaba a la inflación, pero se echaba atrás rápidamente.