Logo Bolsamania

Noticias

08/10/2021 06:00:00

"Los inversores deberían ver esta montaña rusa en las bolsas como una bendición"

Las bolsas se han lanzado a una espiral de subidas y caídas sucesivas en medio de un contexto de mucha incertidumbre en el que hay un cúmulo de problemas sobre la mesa.


Sin embargo, pese a las preocupaciones, es evidente que los inversores están aprovechando los descensos para comprar renta variable, de ahí estos vaivenes contantes. Eso es así porque muchos de ellos, más allá de lo que ocurra a su alrededor, siguen confiando en unas bolsas que llevan todo el año haciéndolo muy bien. Lo cierto es que, aunque predomina el miedo, también hay ganas de que los índices continúen avanzando.

Aunque la volatilidad se ha intensificado con el estreno de octubre, un mes en el que tradicionalmente se marcan suelos en las bolsas y que pone nerviosos a los inversores, esta también fue la tónica dominante en septiembre. Esta semana, las idas y venidas se han hecho aún más evidentes, con fuertes subidas el martes en Europa y el Ibex (+1,54%), fuertes caídas el miércoles (-1,7%) y de nuevo abultadas revalorizaciones el jueves (+2,14%).

“Los inversores deberían ver esta montaña rusa en las bolsas como una bendición, ya que solo en un mercado muy volátil pueden obtener mayores beneficios aprovechando las caídas y los huecos que se producen de vez en cuando”, afirma convencido Naeem Aslam, director de análisis de la firma AvaTrade.

IMPACTO DE LAS NOTICIAS… PERO NO SIEMPRE

Las noticias negativas llevan días y semanas dominando el mercado, con la crisis energética y el temor a la subida de la inflación como principales preocupaciones. El miedo a que la recuperación económica se trunque, especialmente en Europa, al que se suman los problemas en EEUU, con el ‘toma y daca’ sobre el techo de la deuda y la posibilidad de ‘default’ sobrevolando el mercado, lo dominan todo.

Los días de caídas, por tanto, tienen cientos de motivos que los justifican, mientras que los días de alzas no los tienen, lo que evidencia que los inversores están haciendo caso a los problemas solo a medias y están enfocados en esa idea de aprovechar los retrocesos para comprar.

Este jueves sí que hubo muchas buenas nuevas que podían explicar la reacción al alza de las bolsas (decisión de Rusia de garantizar el suministro de gas a Europa; posible nuevo programa de compra de bonos del BCE; acercamiento entre las eléctricas españolas y el Gobierno; avances sobre el techo de deuda en EEUU…), pero la pregunta es si el rebote que vivieron las bolsas durante esta pasada jornada se hubiera producido igualmente sin todas estas noticias. Eso, insistimos, es lo que se ha visto en los últimos tiempos (rebotes sin motivos), y deja patente que el pesimismo no le ha ganado la batalla al optimismo en el momento actual de las bolsas.

“El mercado sigue estando errático, afectado por varias incertidumbres, y cualquier noticia negativa o que se desvíe de lo previsto podría provocar nuevas caídas”, explican desde Bankinter. Sin embargo, inciden en esa idea de aprovechar los recortes. “Hay que tomarse (las caídas) como oportunidades para comprar a mejores precios”, afirman tajantes. “El fondo del mercado sigue siendo el mismo. Lo único que varía es el ruido actual que esperamos que se mantenga hasta el inicio de la temporada de resultados del tercer trimestre la semana que viene”.