Logo Bolsamania

Noticias

16/11/2022 09:40:54

La inflación de Reino Unido se desboca: supera el 11% en octubre, más de lo previsto

Malas noticias en Reino Unido. La inflación sigue desbocada, y ha subido mucho más de lo esperado en octubre. En concreto, los precios han escalado hasta el 11,1%, por encima de la cota prevista por el consenso, que auguraban un dato del 10,7% en el décimo mes del año. Toca así su cifra más alta en 40 años.


La inflación ha seguido escalando y ha vuelto a tocar nuevos máximos impulsada, según ha desvelado la Oficina Nacional de Estadísticas británica (ONS), por las facturas del gas y la electricidad (pese a la limitación de los precios) y por el encarecimiento de los alimentos. Los expertos esperaban un aumento desde el 10,1% registrado en septiembre, pero las cifras finales han sido mucho peores de lo previsto, alejándose aún más del objetivo del 2% fijado por el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés).

"Los datos han confirmado que la crisis del coste de la vida es mucho más grave de lo que se pensaba. La inflación en el Reino Unido ha tocado el 11%, lo cual es mucho más fácil de decir, pero digerir realmente esta cifra es otra cosa", apunta Naeem Aslam, analista deje de mercado en AvaTrade.

Este experto dice que "los británicos están realmente luchando con su vida diaria y ese es el mensaje que se puede extraer de los datos". "Lo triste es que con una inflación tan alta, la presión es aún mayor sobre el BoE para que haga aún más en términos de sus subidas de tipos de interés, y esto significa que la próxima vez podríamos ver otra subida agresiva", remarca, recordando que este jueves el equipo de Rishi Sunak presenta su presupuesto y puede que "solo empeore la situación para los británicos, ya que tendrán que pagar más impuestos de sus minúsculos ingresos para llenar las arcas del gobierno".

Por su parte, desde Pantheon Macroeconomics señalan que el principal problema es que "todavía no hay señales de que el ritmo de las subidas de los precios básicos haya disminuido". Y es que la inflación subyacente se ha mantenido en el 6,5% en octubre, también por encima de lo esperado por el consenso, que auguraba un 6,4%. Esa es, según los expertos de la firma británica, la "verdadera mala noticia" de este informe.

"De cara al futuro, esperamos que la tasa de inflación general del IPC descienda gradualmente en los próximos meses, hasta alcanzar alrededor del 9% en marzo". En su opinión, "octubre debería ser el punto máximo". Además, ven probable que la inflación del IPC de los alimentos y los carburantes (subyacente) "disminuya al cumplirse algunos aumentos de precios muy importantes de un mes a otro".

La proyección de Pantheon es la siguiente: como dice, más allá del primer trimestre las perspectivas de la inflación del IPC "dependen en gran medida del planteamiento del Gobierno sobre la subvención de los precios de la energía", que se expondrá en la Declaración de Otoño de este jueves. "Creemos que la tasa general bajará al 6,8% en abril si se mantiene la Garantía de Precios de la Energía, que limita la factura energética anual de los hogares típicos a 2.500 libras".

No obstante, avisan de que si se vuelve a dejar que Ofgem fije el precio en función de los precios al por mayor, "la factura anual de un hogar típico aumentaría a unas 3.600 libras en abril, lo que llevaría a un nuevo aumento de la tasa de inflación hasta el 10,0%".

Creen los expertos de esta firma que el tipo general "probablemente se mantendrá por encima del 2% a lo largo de 2023, lo que seguramente disuada al Comité de Política Monetaria del BoE de pivotar hacia un recorte del tipo de interés bancario el próximo año". Su proyección es la de una nueva subida hasta el 3,50% el próximo mes y al 4,00% en febrero, y que lo deje en el 4% a lo largo de 2023.