Logo Bolsamania

Noticias

10/06/2021 17:30:45

La inflación americana se dispara al 5% y está "más caliente que el sol de Florida"

La inflación en Estados Unidos se ha disparado hasta el 5% en tasa interanual, tras repuntar un 0,6% en el mes de mayo. Unas cifras que han superado la previsión de un repunte del IPC del 0,4% el mes pasado, hasta el 4,7% interanual. Algunos analistas comentan que "está más caliente que el sol de Florida"


La subida de los precios en EEUU es la mayor desde agosto de 2008 (cuando el petróleo tocó los 150 dólares), según los últimos datos publicados, debido a varios factores.

Entre ellos, el efecto comparativo frente a 2020, cuando se produjeron los confinamientos a nivel mundial para luchar contra la pandemia (los futuros sobre el crudo West Texas llegaron a desplomarse a tasas negativas).

Además, los avances en la vacunación han permitido reabrir la economía estadounidense (y mundial), lo que a su vez ha provocado un resurgir de la demanda por parte de los consumidores. Esto está provocando subidas destacadas en el precio de las materias primas, así como cuellos de botella en el sector industrial y en el de servicios, lo que está elevando los precios.

La inflación subyacente, que excluye el precio de los alimentos y la energía, repuntó un 0,7% en mayo, hasta el 3,8% interanual, también por encima del 0,4% anticipado, hasta el 3,4% interanual. En el caso del IPC subyacente, se trata de su máximo interanual desde 1992.

"Otro fuerte aumento del 7,3% en los precios de los automóviles y camiones usados representó un tercio del aumento general y casi el 40% del avance subyacente. Sin embargo, los aumentos de precios fueron generalizados, ya que la demanda reprimida desatada supera la oferta disminuida, a medida que la economía se reabre", explican los analistas de Capital Economics.

"Sin embargo", añaden, "los fuertes efectos de base explicaron la mitad de la aceleración interanual general. Creemos que este será el pico en la tasa anual de inflación, a medida que los fuertes efectos de base disminuyan en los próximos meses".

"Dicho esto", concluyen, "los aumentos de precios derivados de la reapertura de la economía y los actuales cuellos de botella de la cadena de suministro mantendrán la tasa de inflación elevada y rígida, ya que los desequilibrios entre oferta y demanda solo se resuelven gradualmente. Si bien compartimos la opinión de la Fed de que este no es el comienzo de una espiral inflacionaria ascendente, esperamos que la inflación se mantenga de manera persistente por encima del 2% hasta 2022".

"MÁS CALIENTE QUE EL SOL DE FLORIDA"

Por su parte, James Bentley, director de Financial Markets Online, ha comentado que "la inflación está ahora más caliente que el sol de Florida. La tasa subyacente del 3.8%, la más alta desde 1992, es la señal de advertencia más grande y brillante para los mercados".

“Por ahora, los mercados se reservan el juicio y la renta variable estadounidense se mantiene estable. Pero la inflación pronto pasará de ser un efecto secundario del crecimiento a un desafío. Y con cada día que pasa, el coro de voces que acusan a la Fed de ignorar el peligro inflacionario aumentará".