Logo Bolsamania

Noticias

31/03/2021 10:46:36

Iglesias acusa a Vox y Ayuso de enviar a sus "cachorros" a increparle

El secretario general de Podemos y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha acusado este miércoles a Vox y a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, de enviarle a sus "cachorros" para increparle por los momentos de tensión que se vivieron este martes durante su visita a Coslada. Además, ha asegurado que en la capital "no hay sitio" para unos "canallas neonazis" que quieren "intentar" acabar con la democracia.


Iglesias se ha expresado así en una entrevista en la Cadena Ser, después de que un grupo de cuatro personas le increpase este martes al grito de Fuera la casta de nuestros barrios e Izquierda y derecha, sois la misma mierda, lo que llevó al líder de la formación morada a encararse con ellos durante unos instantes.

El incidente tuvo lugar después de que Iglesias, tras participar en su último Consejo de Ministros como vicepresidente, se desplazara al municipio madrileño de Cosalada para mantener un encuentro con la Asociación de Vecinos Fleming, acompañado de otros miembros de su lista como la coportavoz estatal de Podemos, Isabel Serra, y el coordinador autonómico de la formación morada, Jesús Santos, entre otros integrantes de la candidatura.

Serra difundió en su cuenta de Twitter un vídeo para denunciar el intento de "un grupo de violentos" de "amedrentar" a los miembros de la formación durante el acto con la asociación vecinal.

En esas imágenes se apreciaba al propio Iglesias, que se dirige a este grupo y se encara durante unos instantes. Posteriormente, varios de los asistentes a la reunión vecinal se acercan a ellos ante su actitud hostil con consignas como Sí se puede o Venís a provocar. Un gesto que la propia Serra ha agradecido.

Finalmente se aprecia a tres agentes de Policía Nacional que acuden al lugar y separan a este grupo de personas para instarles a que depusieran su actitud.

El colectivo vecinal denunció el pasado sábado un ataque a su sede por parte de un grupo de encapuchados, a los que identificó como "neonazis", que rompieron cristales y trataron de acceder al interior del local. La propia Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid condenó estos hechos y manifestó que esta asociación lleva tiempo sufriendo ataques "fascistas".